Paparruchas y trolas


Si hiciésemos caso a lo que nos dicen y fuésemos menos rebeldes, no estaríamos lamentándonos. Pero nos empeñamos en no escuchar y construimos nuestra propia realidad. Llevamos tiempo diciendo que los salarios se desplomaron; que se trabaja lo mismo para ganar menos y que los funcionarios han perdido hasta un 30 % del poder adquisitivo. Pues no. En España no hay una rebaja salarial. Nos lo acaba de decir una voz autorizada, que destaca por su rigor y sapiencia. La de Juan Rosell, presidente de la CEOE.

Hace ya tiempo, el ministro Montoro nos iluminó: «No están bajando, sino moderando su subida». Algo así como «ustedes son bobos, no saben lo que dicen» y el que no gana más es porque no quiere. Miren a Bárcenas, Ferrusola y los ugeteros andaluces, lo bien que les va. Pero seguimos empeñados en que los salarios se han reducido y muchos empresarios se han tenido que apretar el cinturón. Hasta la OCDE dice que no se bajen más porque peligra la recuperación. Y los periódicos informan que entre 2007 y 2010, el 10 % de la población más pobre perdió un tercio de sus ingresos y los más ricos solo el 1%, y que los salarios se redujeron el 12% en tres años. Paparruchas y trolas para ponernos mala sangre. Los que sentimos fascinación por Juan Rosell, sabemos que le asiste la razón. No hay rebaja salarial. Al menos para él, que se paga sus sustentos, ayudado por lo que nos recortaron al resto de los españoles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
40 votos

Paparruchas y trolas