Las ratas, según Orozco


Finalizada la maquiavélica huelga de limpieza en Lugo, donde más que nunca se aplicó eso tan peligroso de que el fin justifica los medios (y los medios, se ha visto, eran crispar y cubrir de basura a los ciudadanos), el alcalde hizo una nueva exhibición de su desbordante optimismo, como si en estos 59 días no hubiese pasado nada. «Lugo ten 2.000 anos e os lucenses sabemos sobrepoñernos», declaró ayer Orozco, que aprovechó además para despejar dudas sobre su futuro: «Teño corda para rato». Esta declaración aumenta sin duda las probabilidades de que Lugo sufra próximamente un nuevo paro, quizás de transporte público, o de algo peor. Basta recordar la gestión de esta crisis, con un gobierno local incapaz de impedir que una empresa concesionaria y unos sindicatos se burlen de quienes pagan religiosamente las facturas. Eso, salvo que Orozco deje por fin de ver a simpáticos personajes de Ratatouille en esos animales que para los vecinos son, simple y llanamente, ratas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Las ratas, según Orozco