En busca del mal invisible

José Manuel Muñiz TRIBUNA

OPINIÓN

02 abr 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Venimos acostumbrándonos peligrosamente a este tipo de terribles sucesos que no parecen tener explicación. El caso del Mar de Marín colisionando al sur de las Cíes contra el Baltic Breeze, un carguero que le quintuplica en volumen, resulta sintomático de una serie de accidentes provocados por uno o varios fallos humanos.

Si ayer era en Avilés, hoy es en Vigo. Se reproducen síntomas parecidos: mar más o menos en calma, barcos más o menos bien equipados, papeles en regla... repasamos la casuística que venía siendo habitual y nada de nada. Todo preparado para una normal singladura en paz.

Pero aquí llega la mala sombra. Como salido de una película de misterio, ¡zas! El barco se hunde. El barco colisiona con otro barco. El mar se lo traga llevando por delante la vida de parte de sus tripulantes, sin que a simple vista exista una causa evidente.