Huelga de basuras


Estoy avergonzado de que en mi ciudad se puedan producir escenas como las vividas en la madrugada de ayer: un impresionante incendio en la planta de tratamiento de residuos de Nostián en la zona en donde más daño se podía ocasionar y que comenzó en dos sitios a la vez, fuegos simultáneos en dos puntos limpios y varias alarmas falsas. Todo perfectamente orquestado para sembrar el caos en la noche coruñesa e impedir el cumplimiento de los servicios mínimos prescritos. Una actitud absolutamente reprobable, más propia de la mafia o de la guerrilla que de un sindicalismo moderno y democrático. ¿Para esto queremos sindicatos? ¿Tenemos que mantener con nuestros impuestos a individuos chulescos y barriobajeros?

Estos individuos -me niego a llamarlos ciudadanos- han puesto en muy serio peligro la integridad de todos los coruñeses: ¿qué hubiera pasado si, mientras los bomberos están atareados en atender esos actos vandálicos, se hubiera desencadenado otro siniestro? Con la vida y con los recursos de los coruñeses no se debería poder jugar impunemente. Los ciudadanos no tenemos por qué aguantar esto: el derecho de huelga reconocido en la Constitución no avala estos comportamientos antidemocráticos. Ningún partido político debería intentar justificar lo injustificable, se mire por donde se mire.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

Huelga de basuras