Cosas extrañas


Resulta extraño, al menos para mí, que no se esté aprovechando la crisis para promover un modelo económico sostenible. Es más, algunas medidas adoptadas parecen ir justo en el sentido contrario, como la de retirar los incentivos a las energías renovables. Siempre se dijo que el talón de Aquiles de nuestra economía era la dependencia de fuentes energéticas del exterior (petróleo y gas). ¿Por qué no aprovechar la bajada en el consumo para seguir potenciando las renovables y, de esta manera, ganar en independencia energética y presionar a los países productores de petróleo para que bajen los precios?

Mi extrañeza también se ve azuzada porque nuestras Administraciones públicas tampoco están haciendo ningún esfuerzo por incentivar el consumo de productos nacionales. No se trata de establecer trasnochadas medidas proteccionistas sino de hacer consciente a la ciudadanía de que consumir productos nacionales nos beneficia en todos los sentidos: es más sustentable en términos medioambientales, la gente tiene trabajo (con lo cual paga sus impuestos y cotizaciones sociales), etcétera. Tampoco entiendo cómo el presidente del Gobierno se atreve a pedir paciencia y más paciencia, mientras no toma decisiones drásticas para recortar el número de ayuntamientos y finiquitar las obsoletas diputaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos
Tags

Cosas extrañas