Si fuera a «Sálvame»

Ernesto Sánchez Pombo
Ernesto S. Pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

13 ene 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

T iempo perdido. El rey se nos fue a la Primera, se sentó con Jesús Hermida, en horario de máxima audiencia, para nada. Si en vez de a la noche del rey hubiera estado en Sálvame de luxe y en vez de con Jesús Hermida, con Jorge Javier, a estas alturas no tendríamos ni una duda. Pero quieren protegerlo tanto que tenemos que ir sabiendo las cosas a pequeñas dosis y eso no hace más que complicarlo todo.

Por ejemplo, ¿hasta dónde llega la sombra de la rubia Corinna? ¿Qué quiere decirnos Diego Torres al hacer públicos los e-mails? ¿Que Corinna formaba parte del tinglado de la Zarzuela? ¿O que pasaba por allí y le obligaron contra su voluntad a estar en el reparto de cheques? Y lo que sí hubiéramos sabido en Sálvame. ¿Qué pinta el rey en toda esta intrigante trama de recauchutadas rubias, reparto de beneficios, elefantes muertos, malas compañías, yernos desleales y lavados de imagen?

Johann Jacoby dejó escrito, allá por el XIX, que «la desgracia de los reyes es que no quieren oír la verdad». Hoy habría añadido: ni quieren que esa verdad la conozcan los demás. Y todo por no querer ir a Sálvame de luxe. Quizás para no sentarse con Belén Esteban. Que en los tiempos que corren es una gran señora.