Que no paren las nucleares


Creo que ya hay suficiente paro. Y el que te rondaré morena, tal y como vienen las cosas del trabajo. Así que, me alegro que el nuevo ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, diga que no va a adelantar al 2013 el paro de la central nuclear de Santa María de Garoña, tal y como, irresponsablemente, había decidido el Gobierno socialista saliente, a pesar de los informes favorables de los organismos responsables de la energía nuclear, para su continuidad hasta el 2019.

Tal y como está la economía del país, no conviene parar más cosas de las que ya están en paro. Las centrales nucleares son una fuente de energía de la que España, país energéticamente dependiente, no puede prescindir. Las centrales nucleares españolas han pasado recientemente, a raíz de lo ocurrido en Fukushima, una revisión que avala su seguridad, complementada con pequeños ajustes que han de realizar. Además las empresas eléctricas, o de otro tipo, necesitan una seguridad jurídica para sus inversiones. No es de recibo que sus bienes estén al arbitrio de las decisiones políticas del Gobierno de turno. Esa incertidumbre es la que genera que el capital busque otros lugares más seguros, con normativas estables.

También es buena para España la decisión, por fin, del asentamiento del almacén de residuos nucleares. Creo, sinceramente, que el ministro Soria va por buen camino, independientemente del lapsus de la moratoria nuclear.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

Que no paren las nucleares