¿Se necesitan más partidos como Ciutadans?


NADIE predijo que Ciutadans-Partit de la Ciudadanía podría conseguir nada menos que tres escaños en el Parlamento de Cataluña en su primera cita electoral y con sólo cuatro meses de vida partidaria, aunque su embrión intelectual proceda del Foro Babel de los años noventa. ¡Menudo éxito! Resulta que la realidad social de Cataluña no es la que decían sus políticos y plasmaban los medios de comunicación. Y como en España la realidad mediática no es, a lo que se ve, la realidad, nadie está en condiciones de predecir cuántos escaños puede obtener la fórmula si se extiende, como se extenderá, a las comunidades autónomas con partidos independentistas identitarios como Galicia y el País Vasco, o a otras comunidades y ayuntamientos de ciudades importantes.Esta especie de tercera vía de partido nacional con sede en Barcelona, y no en Madrid, es una bocanada de aire fresco para esa franja de electorado cada vez más amplia que no se siente representada ni por un PSOE en deriva nacionalista ni por un PP dubitativo, y muchos menos con el BNG, PNV, EA, HB, Chunta Aragonesista, PAR, PA. De todos está cansado, hastiado, escandalizado y, sin embargo, no renuncia a regenerar la vida democrática, a mejorar la calidad de país, a tener políticos que se ocupen de los verdaderos problemas del ciudadano, que desde luego no son ni la lengua excluyente, ni la independencia, ni las realidades nacionales, ni la parcela de poder donde medra el arribista, ni la frontera física, ni la competencia exclusiva en sanidad (¿no es descorazonador que un español tenga que remover Roma con Santiago para hacerse la diálisis diaria cuando se desplaza de una comunidad a otra, o que las prestaciones del sistema no sean comunes ni iguales para todos?). Tampoco la exclusividad en medio ambiente (¿qué es eso de que se queme el bosque de media comunidad y el Estado no pueda intervenir hasta que no se lo pida oficialmente el consejero de turno?), ni en educación (enseñanza en una sola lengua de las dos oficiales y no el bilingüismo en la enseñanza y en las instituciones de aquellas comunidades que tienen dos idiomas propios). No nos importa dónde naciste. No nos importa la lengua que hablas. No nos importa qué ropa vistes. Nos importas tú. Mensaje claro y generoso de Ciudadanos. Fernando Savater se ha sumado a las felicitaciones y con él miles. Pues yo también. Que crezca y se multiplique.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

¿Se necesitan más partidos como Ciutadans?