Zapatero sabe algo más


AYER, dos informaciones publicadas en Madrid y Bilbao nos hacían llegar a una conclusión: Zapatero ha hecho una oferta de salida negociada a ETA por noticias directas que guarda en secreto, pero que han resultado decisivas para adoptar esa decisión. Las informaciones son: una, del filósofo Fernando Savater (Abc) , que revela que oyó decir al presidente que recibió una oferta la banda terrorista para dejar las armas. Otra, del diario El Correo , que afirma: «ETA envió hace un año al Gobierno su propuesta para solucionar al conflicto».Hoy mismo, el diario madrileño publicará un escrito de Savater en que matiza que nunca habló de carta alguna; pero el término concreto importa poco: Savater, después de hablar con el presidente, ha sido ganado para la causa de la negociación con estas contundentes palabras: «Aznar habría dado saltos de alegría si se hubiera encontrado con una oportunidad como ésta». Respecto a la noticia de El Correo , que no parece tener la misma fuente, su mayor revelación es que hace un año que ETA empezó a tender puentes con el Ejecutivo. Los datos figuran en documentos incautados a etarras detenidos en Francia. Estamos, por tanto, ante la confirmación de algo que sospechábamos: ningún presidente de gobierno da un giro tan espectacular como el de Zapatero sin tener alguna posibilidad de éxito. Nadie se arriesga a la excitación de las víctimas, a la irritación de parte de la sociedad y a que la oposición dude de su dignidad, sin tener una mínima base en que sustentar su decisión. Como insinúa Savater, el mismo Aznar, ahora tan opuesto al diálogo, sería el primero en acudir a una cita, como de hecho hizo en la última tregua, a pesar de las advertencias de Mayor Oreja, que lo avisaba de la trampa tendida. De todas formas, hay un punto oscuro en todo esto. ¿Por qué Zapatero no informó del nuevo clima al Partido Popular? ¿Por qué no llevó esos datos que maneja al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo? ¿Por qué ha preferido alinearse con los demás y ha dejado que el PP represente la única opción contraria al diálogo? La única explicación decente que se me ocurre es la desconfianza. Zapatero no se ha fiado ni de la capacidad de discreción de las personas que acuden a esas reuniones, ni de la lealtad del propio PP en materia tan delicada. Digo explicación decente , porque hay otra: que el Gobierno haya planeado quedarse con la exclusiva nacional de los méritos, en el supuesto (todavía muy improbable) de que todo esto se culmine con éxito. Pero esa actitud sería, sencillamente, impresentable. Una acción tan ambiciosa como el final del terrorismo no puede hacerse sobre bases de tanto egoísmo. Me aseguran que Zapatero no es así.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Zapatero sabe algo más