ECOS DEL PROTAGONISMO DE FRANCISCO VÁZQUEZ

EL AMIGO DEL LECTOR / Arturo Lezcano Decididamente, ya es tiempo, esta sección va encarrilándose. Entre las precisiones del nuevo anuncio diario, en las páginas de Opinión, ofreciendo los buenos oficios del Amigo del Lector, y la insistencia aclaratoria en las «entradillas» de este espacio, las comunicaciones están perdiendo en cantidad lo que ganan en calidad. Un buen ejemplo de adaptación a las competencias estatutarias de este servicio es el correo electrónico remitido por Enrique Castro, miembro de la Ejecutiva del PSdG PSOE de Santiago de Compostela, quien apunta a Francisco Vázquez, alcalde de A Coruña, no para cuestionar su gestión, sino el tratamiento informativo que recibe en La Voz de Galicia, el cual, a su juicio, está descompensado.


Vázquez encarna un fenómeno único, estimamos, en la Administración Local. Más que por su estabilidad mandato tras mandato, a lo largo de casi 20 años, por las mayorías absolutas que atrae.Los habitantes de muchas ciudades gallegas, y foráneas, le envidian su alcalde a A Coruña, lo ponen como ejemplo, sueñan con reproducirlo entre sus políticos coterráneos.No faltan, sin embargo, amplias minorías discrepantes de su política de espectaculares obras públicas, su postura lingüística irreductible o sus opinones francas, que no disuenan entre las más conservadoras del Estado. Pragmático, interclasista, interpartidario, ecléctico e incluso sincretista, le reprochan.En definitiva, una personalidad singular, un líder celoso de los intereses de su ciudad hasta el chovinismo, un protagonista.La fiesta ¿de quién?Enrique Castro, miembro de la Ejecutiva del PSdG de Compostela, se sorprende del tratamiento informativo de La Voz respecto de la reciente fiesta de su partido en Culleredo.«...El protagonista de la noticia -razona- no era el mencionado Francisco Vázquez, y menos su vestimenta...» Se refiere el corresponsal a las disquisiciones del alcalde coruñés a propósito del «panamá» o «jipijapa» que lucía (en realidad no son lo mismo). «...Creo -reivindica- que los auténticos protagonistas, además de los oradores del acto, eran las miles de personas que nos congregamos...»Castro, si bien con mesura, continúa: «...Para mí, y creo que en esta ocasión me va a perdonar mi dureza, han participado en un juego que simplemente lo calificaría de frivolidad. Han faltado a la objetividad y al carácter festivo, además de la trascendencia política de un acto, y de una opción que con ambición y modestia al mismo tiempo, aspira a lograr la confianza de gallegos y gallegas...», agrega.Desde fuera da la impresión de que la carta se refiere a un político destacado de otra formación, pero es el caso notorio que se trata de Francisco Vázquez, presente en todos los niveles, durante los últimos decenios, del centenario Partido Socialista Obrero Español.RegeneraciónPor eso sorprende el emplazamiento final de Castro a La Voz de Galicia: «...Espero que contribuyan a regenerar la clase política (sin distinción de partidos e ideologías, y con vocación de servicio a la sociedad), permitiendo el paso a nuevos valores, a nuevas caras, siendo consciente -subraya- de que los políticos necesitamos de ustedes para poder llegar al máximo número de ciudadanos...»¿No será el partido de Castro -se nos ocurre- el obligado a regenerar la clase política? Quizá «...en el PSdG PSOE hay muchos y muchas que no nos hemos puesto un sombrero en la vida. Que tratamos de ser como todo el mundo, sin llamar la atención, que tenemos la ambición legítima de representar a los ciudadanos y ciudadanas con estilo, sin olvidarnos de nuestros orígenes (humildes en muchos casos, también, si no me equivoco, el que hoy me ocupa, Francisco Vázquez)». La Voz no es un periódico de tendencia y su reacción ante la realidad política trata de reflejar el sentir medio.¿Francisco Vázquez es protagonista y popular porque «lo sacan en los papeles» o «sale en los papeles» porque es popular y protagonista? Nadie que conozca A Coruña tendrá la menor duda al respecto, vote o no vote al mandatario de María Pita.Criterios de opiniónHay otro punto de este «e-mail» que, a diferencia del resto, no se caracteriza por su ponderación: «...¿qué criterio siguen ustedes a la hora de invitar a una persona para poder opinar o simplemente dirigirse a ustedes y poder tener una sección de opinión de tipo esporádico...?»El criterio lo marca, por supuesto, el periódico, siempre de acuerdo con el interés que suscite el colaborador.En cuanto a la opinión esporádica, personalmenete Castro no creemos que pueda sentirse insatisfecho: es la segunda vez en poco tiempo que la suya encuentra eco en la tribuna del Amigo del Lector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

ECOS DEL PROTAGONISMO DE FRANCISCO VÁZQUEZ