Moco de medusa contra el microplástico

Investigadores de ocho países tratan de desarrollar un filtro que capture estos residuos antes de que lleguen al mar


redacción / la voz

La proliferación de plásticos y microplásticos en mares y océanos constituye una de las principales amenazas ambientales en la actualidad. Como también lo es la proliferación de medusas, que ya han causado estragos en granjas marinas de Europa. Y, sin embargo, esa plaga natural recurrente puede emplearse para combatir aquella otra causada por la mano del hombre y la mala gestión de sus desperdicios. Esa es, al menos, la idea que ha movido a un consorcio de 15 instituciones científicas de ocho países, que están coordinadas por el Centro de Investigación Marina Geomar Helmholtz (Kiel), a buscar una «solución gelatinosa a la contaminación por microplásticos».

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la reéplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Moco de medusa contra el microplástico