La Audiencia absuelve al dueño de Muebles Toirán por el incendio en la nave de O Corgo

Reconoce que el fuego fue «intencionado», pero que no existen pruebas concluyentes contra el propietario


lugo

La Audiencia Provincial de Lugo absuelve al dueño de Muebles Toirán, M.V.V., del incendio que calcinó la nave de O Corgo en el 2010. El propietario se enfrentaba a una petición de la Fiscalía de tres años de cárcel más el pago de las costas. Con este fallo, la Audiencia, aunque reconoce que el fuego fue «intencionado», no ve pruebas concluyentes contra el dueño.

En la sentencia se recoge como hechos probados que el incendio fue «intencionado», pues se utilizó líquido acelerador de la combustión. También se aclara que se accedió a las instalaciones con llaves, se anuló la alarma con sus claves, se cortó la línea telefóncia que conectaba la nave con la central de alarmas y se forzó la puerta lateral desde el interior. El fallo indica, por tanto, que el autor o autores tenían acceso a las llaves y las claves, por lo que existen «indicios» de la participación del propietario, pero también de otras personas que se encontraban en su misma situación, por lo que «no queda debidamente acreditada» la implicación del empresario.

El dueño siempre defendió su inocencia y expuso en el juicio, como coartada, que la noche del incendio estuvo con una prostituta, a la que llevó a Lugo y luego a Castroverde. En la sentencia se precisa, de hecho, que el fuego se inició a las 7.30 horas y que el propietario fue detectado a las 7.14 horas a unos veinte kilómetros de la nave, por lo que no tuvo tiempo material para llegar, preparar todo, incendiar el local y huir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Audiencia absuelve al dueño de Muebles Toirán por el incendio en la nave de O Corgo