Cuando la vida depende de unas inyecciones que no siempre llegan

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

COSPEITO

José Lamas necesita pincharse seis veces al día por la diabetes
José Lamas necesita pincharse seis veces al día por la diabetes oscar cela

Un vecino de Cospeito lamenta que la burocracia lo deje varios días sin las medicinas para la diabetes

21 sep 2021 . Actualizado a las 10:22 h.

La vida de José Lamas Montes, un vecino de 73 años de Feira do Monte (Cospeito), ha dado muchas vueltas, tantas que después de trabajar 35 años en Francia al final ha acabado encerrado en su casa y dependiendo de las seis inyecciones que se tiene que meterse al día para sobrellevar su problema de diabetes.

Un grado de invalidez del 84 % y una visión de apenas el 8 % le impiden llevar una vida normal, aunque ese es un mal menor comparado con la necesidad que tiene de pincharse hasta seis veces para controlar que no tenga una subida del azúcar que le pueda causar más perjuicios en su maltrecha salud.

El problema de Jose Lamas arranca cuando la burocracia y el cruce de datos le impiden tener la medicación adecuada, como le ha ocurrido este fin de semana. Desde el sábado a la tarde se ha quedado sin las tiras para la diabetes y no será hasta hoy cuando las pueda conseguir de nuevo. Entre la receta del endocrino del HULA, la supervisión y aceptación de las mismas que tiene que hacer la Inspección médica de Vilalba, la lista de espera de un año para conseguir una asistenta social del Concello que le ayude una hora a la semana en su casa, la baja laboral de seis meses de su médica de cabecera y las diferencias de criterio de las farmacias de la comarca para darle el medicamento, Lamas se queda en ocasiones sin sus necesarias inyecciones.