Los lucenses reciclamos poco y mal

Diputación y Eixo Atlántico buscan mejorar la recogida selectiva en los concellos de la provincia


lugo / la voz

La Diputación, a través del responsables de Cooperación cos Concellos e Medio Ambiente, Argelio Fernández Queipo, y el Eixo Atlántico, con el técnico Manuel Rodríguez, presentaron los primeros resultados del estudio sobre la gestión de residuos municipal, con el fin de tener una primera radiografía sobre la prestación de este servicio en los municipios lugueses de menos de 20.000 habitantes «para ofrecerlles medidas individuais e comúns coas que reducir custos e facer unha xestión máis sostible». Los datos proceden de las aportaciones hechas por 44 concellos lucenses, aunque al proyecto ya se han adherido 53. No se sumaron Baralla, Carballedo, Castro de Rei, Castroverde, Chantada, Mondoñedo, Outeiro de Rei, Samos, Sarria, Taboada, Vilalba, Xermade y Xove.

«O Goberno da Deputación está agora a informar persoalmente a cada municipio sobre a súa situación e asesorándoo sobre as medidas individuais que poder pór en marcha para mellorar este servizo», señaló el diputado provincial. Las principales conclusiones y recomendaciones del estudio presentado ayer son las siguientes.

La tarifa de la basura

Coste medio. El estudio, con datos aportados por 44 concellos durante el año 2015, supone una población de 136.075 lucenses, lo que representa el 40% de la provincia. En términos económicos, el coste medio de la gestión de este servicio es de 64,5 euros por habitante. Los vecinos pagan una media de 45,7 euros, por lo que los concellos asumen con fondos propios la parte restante.

recogida

300 kilos por lucense. Cada habitante genera de media unos 300 kilos de residuos al ano. De esta cantidad, tan solo se hace una recogida selectiva de 28,7 kilos, que representan un 9,3% do total de basura.

gestión ambiental

Bajada de la recogida selectiva. En el año 2010 se hacía una recogida selectiva del 12,8% de los residuos. En el 2015, se pasó al 10,4%, siendo un 2,4% menos.

equipamientos

Falta de limpieza. El 20% de los municipios apuntan la falta de limpieza de los colectores, habiendo incluso residuos fuera de los mismos; el 14% indican que hay equipamientos en mal estado y serigrafía incorrecta; y otro 14% trasladan que se producen malos olores, especialmente no verán. La capacidad de los contenedores durante el invierno es de un 60%, llegando en los meses de verano al 90%. El 19% de los Concellos indicaron la existencia de colectores con residuos fuera, desbordados.

punto limpio

Mal funcionamiento y robos. El informe constata el mal funcionamiento de los puntos limpios. El 70% no están autorizados. «Detectáronse residuos no chan, clasificación incorrecta de residuos, acceso non autorizado e incluso roubos de material». No dan cobertura a un porcentaje importante del territorio. «Non existe un control sobre a entrada e saída de residuos e persoal».

gobiernos

Falta de información. También se observó que el 70% dos responsables municipales no conocen la cantidad de recogida selectiva; el 60% de los concellos proporcionaron datos sobre o número de equipamientos de recogida selectiva, que no coinciden con los datos de Ecoembes y Ecovidro; «e máis do 50% dos concellos non teñen unha estrutura axeitada».

propuestas de mejora

Mal funcionamiento y robos. El documento sobre el que trabajará la Diputación aporta prioridades. Por ejemplo, la importancia de conocer cuántos residuos se gestionan, así como el coste y la forma de gestionarlos. De esta manera, se podrá hacer un plan de reducción para mejorar las calidades y cantidades recogidas selectivamente y disminuir el resto de residuos. La mala calidad de los contenedores y su falta de limpieza influye sobre el comportamiento de los usuarios a la hora de separar los residuos. Se propone una correcta adaptación de las frecuencias de recogida, teniendo en cuenta la estacionalidad, especialmente en verano o en las fiestas. Además se requiere un buen uso de los puntos limpios, con más servicios para la recogida que entreguen los ciudadanos. En este sentido, proponen mancomunar el uso de este tipo de instalaciones y de aumentar la vigilancia, ya sea con policías locales o con la Guardia Civil. Entre las necesidades del informe, se señala que la Diputación puede apoyar a los concellos en la elaboración de ordenanzas de residuos. También se apunta la necesidad de mejorar la recogida de vidrio en los centros históricos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los lucenses reciclamos poco y mal