«Ana» dejó en la provincia incidencias típicas de un día duro de invierno

Calles inundadas por suciedad en sumideros, caída de ramas y desprendimientos, lo más común

;
Ana deja ya inundaciones en el centro de Lugo El paso del temporal se está notando en la lucense Avenida de A Coruña
F. ALBO
LUGO / la voz

La borrasca «Ana» recordó a los lucenses lo que es un día duro de invierno. Acostumbrados a un tiempo atípico, donde la sequía se convirtió en uno de los principales problemas en una provincia donde los ciudadanos no soltaban el paraguas, ayer la lluvia y el viento hicieron acto de presencia en una jornada que los más mayores describían como las de antes.

La intensa lluvia que cayó en la capital lucense provocó bolsas de agua en varias calles y las míticas inundaciones en varios puntos de la avenida de A Coruña, en Ronda das Fontiñas y en Infanta Elena. Nada nuevo porque es la escena que se repite cada vez que la ciudad registra lluvias intensas. Vecinos de la zona consideran que estas inundaciones se producen por la acumulación de basura y hojas en los sumideros y la nula intervención de obra por parte del concello. «Están sucios e non teñen capacidade suficiente para tragar a bolsa de auga que aquí se produce. Nos tres puntos onde sempre se producen as inundacións dáse a mesa conxuntura: sucidade nos sumidoiros e a confluencia dunha pequena costa que fai que a auga baixe de súpeto, os sumidoiros non dean a basto e apoze », manifestó una vecina de la Avenida de A Coruña, en Lugo.

El temporal de viento provocó la caída de una palmera de la Praza do Agro do Rolo, en A Milagrosa, y de varios árboles y ramas en diversos puntos de la zona rural. Policía local y Urbaser también actuaron en diferentes garajes y casas por la entrada de agua. Según emergencias, desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde de ayer, en la provincia de Lugo se registraron 57 incidencias. Los concellos más afectados fueron Antas de Ulla, con tres percances, y Chantada, donde se produjo el derrumbamiento de la pared de una casa habitada en el lugar de Moreiras. No hubo heridos pero la zona fue precintada y balizada. Por otro lado, la caída de un nogal de gran tamaño obligó a cortar el tráfico en la carretera que une la capital de este mismo municipio con Os Peares, en el límite entre las parroquias de Santiago de Arriba y A Sariña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Ana» dejó en la provincia incidencias típicas de un día duro de invierno