Un vigilante de seguridad de Lugo acusa a UGT de reclamarle unas tasas inexistentes tras darse de baja del sindicato

Explica que su baja se dio por una mala experiencia tras una asistencia jurídica, no por algo personal

Pepe Álvarez, secretario general de UGT, en una foto de archivo
Pepe Álvarez, secretario general de UGT, en una foto de archivo

Lugo / La Voz

Un vigilante de seguridad de Lugo, afiliado al sindicato UGT hasta hace unos meses, ha expresado su malestar con la organización tras haberle reclamado judicialmente una cantidad de 36 euros en concepto de tasas, tras haberle proporcionado un servicio en el pasado. Según el hombre, que había abandonado su afiliación debido a una mala asesoría en un caso jurídico que había tenido, se sorprendió al ver que el sindicato le exigía una cantidad tan pequeña a través de un medio tan serio como un requerimiento judicial.

«Levaba doce anos afiliado. En todo ese tempo, só necesitei asistencia xurídica unha vez, hai pouco tempo. Quedei tan decepcionado co servizo que decidín darme de baixa do sindicato», explica el hombre. Sin embargo, cuenta que no fue nada «persoal», y que fue simplemente por su opinión sobre el servicio aportado. Su acusación se cimenta sobre la exigencia de unas tasas que, según él, «non aparecen especificadas en ningún punto do convenio». En aquel servicio, además, ni siquiera terminó yendo a juicio, ya que terminó el proceso con un acuerdo entre partes. «O que peor me parece é que estean tan comprometidos co tema dos ERTES, por exemplo, e despois fagan esto cos seus propios afiliados. É unha vergonza para o sindicato e para a Administración», comenta. UGT no ha querido hacer declaraciones a este respecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un vigilante de seguridad de Lugo acusa a UGT de reclamarle unas tasas inexistentes tras darse de baja del sindicato