El Breogán aprovecha su superioridad física para conquistar Oviedo

Un parcial final de 9-27 dio el triunfo a los de Epifanio en la primera jornada de la LEB Oro


OVIEDO / AREA 11

El Leche Río Breogán estrenó la liga del Covid de la mejor manera posible al imponerse por 64-78 al Liberbank Oviedo en Pumarín, una cancha menos ruidosa de lo habitual por las medidas sanitarias, que redujeron a poco más de 300 espectadores el aforo y permitían escuchar lo que se decía sobre el parqué. La diferencia final de doce puntos parece excesiva para lo que se vio en la matinal ovetense, con 30 minutos muy igualados y continuas alternancias en el electrónico. Pero a los locales se les acabó el oxígeno en la recta final y los de Diego Epifanio supieron sacar provecho en el último cuarto de su mayor poderío físico, rompiendo el partido en los últimos cinco minutos.

Salió con muchas dudas el Breogán a la pista de un desangelado Pumarín, víctima de los protocolos covid. El equipo gallego entró tan frío como el ambiente y se vio superado por un Oviedo que aportó intensidad en defensa y se vio acompañado del acierto de su director de orquesta, Micah Speight. En los siete primeros minutos, tan solo Iván Cruz acertó con el aro y el marcador se fue a 12-2. Mateo Díaz rompió el mal momento al aprovechar tres tiros libres y el equipo disfrutó de unos minutos de claridad, con una intensidad defensiva que permitió a Mateo Díaz robar tras una presión y facilitar la canasta de Aboubacar que acercaba al Breogán a tres puntos. La diferencia final del cuarto fue de cuatro, 16-12, tras un triple de Soluade que elevaba la moral de los jugadores.

El segundo cuarto comenzó con un fuerte nivel de los de Epifanio, que pretendían romper el choque y poner distancia en el marcador. En un minuto, Aboubacar y Mindaugas igualaban la puntuación y Soluade repetía desde los 6,75 para poner el conjunto gallego tres puntos arriba. Lezkano veía que el Breogán se podía ir y recurrió a un tiempo muerto para organizar su equipo. Tras la charla, Speight igualaba con un triple y Quintela respondía del mismo modo. El Oviedo se mostraba impreciso y Sergi Quintela encontraba el camino del aro. Los de Epifanio lograban frenar el ataque local e impusieron su ritmo, rompiendo la velocidad de los carbayones y llegando a sacar diez puntos de ventaja, 21-31. Pero un triple de Speight y una canasta de Arteaga recomendaron a Epìfanio parar el partido para cortar la reacción. Aunque de mano Mindaugas logró el objetivo, los asturianos se adaptaron al ritmo gallego y fueron recortando la ventaja hasta finalizar el cuarto tres puntos abajo, 35-38, y las espadas en alto para la segunda mitad.

Sollazzo, desaparecido hasta entonces, abrió el marcador, pero el Oviedo respondió con convicción y Norelia, Brown y Bartolomé lograron dar la vuelta al electrónico, aunque Larsen devolvía la igualdad de inmediato, pero los locales tomaban una ligera ventaja de cinco puntos. El Oviedo recuperaba la solvencia defensiva y el Breogán no era capaz de romper el muro, ni con penetraciones ni moviendo el balón por el exterior en busca de un pasillo que no aparecía. A ello se sumó la espectacularidad de Brown, con un robo, una contra y un pase tirando a tablero para Norelia, que, llegando por atrás, machacó el aro en la mejor jugada y llevando la diferencia a nueve puntos, 51-42, lo que llevó a Epifanio a buscar la reacción en otro tiempo muerto. Larsen, Mindaugas y Erik Quintela fueron poco a poco recortando distancias y lograron dejar el marcador en cuatro a favor del Oviedo, 55-51, lo que permitía mirar con optimismo al cuarto definitivo.

Los carbayones llegaban ya con las fuerzas justas y la reserva les duró cuatro minutos. De nuevo Sollazzo estrenó el marcador en el período y tomó protagonismo en los últimos diez minutos. Él se encargó de igualar los números con un tiro libre y un triple para, con ayuda de Erik Quintela, poner a los lucenses por delante. Norelia y Martí gastaron las últimas fuerzas carbayonas para empatar, pero el Oviedo se desmoronó entonces y cedió doce puntos de ventaja en seis minutos, claramente superado por un Breogán superior en el aspecto físico, el que determinó el resultado del partido. El equipo de Epifanio, quizá pensando en la importancia del basket average en una temporada que se prevé extraña, no levantó el pie del acelerador en ningún momento y presionó hasta el último suspiro a un agotado Oviedo.

Ficha técnica

Liberbank Oviedo Baloncesto (64): Micah Speight (11), Elijah Brown (14), Alexis Bartolomé (6), Marc Eddy Norelia (14), Óliver Arteaga (8) -cinco inicial-, y Pablo Ferreiro, Harald Frey (4), Marc Martí (7) y Justinas Olechnavicius.

Leche Río Breogán (78): Mo Soluade (13), Sergi Quintela (13), Adam Sollazzo (12), Iván Cruz (5), Kevin Larsen (8) -cinco inicial-, y Mindaugas Kacinas (8), Mateo Díaz (3), Erik Quintela (10), Seydou Aboubacar (6) y Mateo Sánchez.

PARCIALES Primer Cuarto: 16-12 Segundo Cuarto: 19-26 Tercer Cuarto: 20-13 Cuarto Cuarto: 9-27

ÁRBITROS: Francisco Javier Bravo Loroño, Asunción Langa de Martín y Juan Francisco González Cuervo. Eliminados el local Elijah Brown y el visitante Erik Quintela.

INCIDENCIAS: Polideportivo municipal de Pumarín Luis Riera Posada. Algo más de 300 espectadores, un tercio del aforo habitual por las medidas sanitarias

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Breogán aprovecha su superioridad física para conquistar Oviedo