«Jojo Rabbit»: El territorio de la infancia


La Voz

2019 • Estados Unidos • Taika Waititi • Roman Griffin Davis,Scarlett Johansson, Taika Waititi, Sam Rockwell • 

Jojo Rabbit no engaña desde el primer segundo, cuando en los títulos de crédito suena la música infantil que nos anuncia que tenemos que estar preparados para ver un cuento en medio del horror nazi. La película de Waititi (que a la vez interpreta a un hilarante Hitler) parte de aquella premisa que marcó el gran Lubitsch en su obra maestra To be or not to be: Vamos a reírnos de todo y de todos, aunque sea en el medio del drama humano. Y al más puro estilo Wes Anderson, Waititi se sumerge en el territorio de la infancia para ofrecernos una parábola sobre la necesidad de que se puedan entender los diferentes.

He de reconocer que este tipo películas, como sucede con las del citado Anderson, requieren que el espectador las asuma, que entre o no en la propuesta absurda. En ese sentido, la maestría del director es importante para que el espectador no desconecte y tenga la sensación de ver una tomadura de pelo. No ocurre esto en Jojo Rabbit, quizás también porque juega a su favor que todo lo vemos es a través de los ojos de un niño, con lo que esto supone de ponerse en el punto de vista de la inocencia y los miedos de un crío en pleno nazismo y entre bombas.

Y aunque la primera parte funciona mejor que la segunda, tiene momentos que seguro que a Woody Allen le gustaría haber filmado (véase la escena del niño recolectando metal para Hitler), dispone de una excelente banda sonora, y de la mirada de su joven protagonista, además de un estupendo reparto, que ayudan a que pasemos un rato agradable y divertido en medio del horror.

Cines Yelmo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Jojo Rabbit»: El territorio de la infancia