lugo / la voz

Desde un sencillo edificio de la avenida de Benigno Rivera de Lugo, en el polígono de O Ceao, se controla y se vigila la calidad de cientos de productos textiles, de joyería, cosméticos, alimentos y fármacos que utilizan millones de personas en todo el mundo. Y mientras se certifica que lo que pone en el etiquetado de esos artículos es verdadero y seguro para el consumidor, se desarrollan nuevas metodologías que avanzan en la cadena de trazabilidad de decenas de productos que llegan al mercado.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Amslab, el laboratorio que certifica la autenticidad de la ropa que vestimos