José Antonio Caneda: «La meta es consolidar al Breo en la ACB»

El nuevo presidente breoganista elige a Raúl López como el mejor mandamás de los cuatro con los que estuvo en el consejo


El nuevo mandamás del Leche Río Breogán es un hombre afable, muy accesible, seguro de sí mismo y con una apariencia que no refleja la jovialidad que realmente transmite. Entre lo que distingue a José Antonio Caneda Goyanes (A Pobra do Brollón, 1951) también se incluye una desatada pasión por el baloncesto a pesar de que su corta etapa de deportista la completó como portero de balonmano. No es nuevo en estas lides. Es la primera vez que ocupa el sillón principal del Breo, pero acumula una dilatada experiencia como consejero del club.

-Formó parte del equipo de Raúl López, de Jesús Lence, de Antón Bao y de Suso Lázare. ¿No es así?

-Así es, y siempre de secretario.

-¿Qué le gustaría imitar de cada uno?

-De todos he aprendido muchas cosas, pero si tuviera que elegir a uno me quedaría con Raúl López por su capacidad de gestión. Sabía dirigir muy bien el club, tenía unas grandes ideas de financiación, conocía a la perfección a sus empleados... Era el jefe de una gran empresa y sus conocimientos los aplicaba en el Breogán.

-¿Tenía ganas de ser presidente o dio el paso por consideración hacia sus compañeros del consejo?

-Ganas no tenía ninguna. Estaba muy tranquilo y muy a gusto en mis funciones de secretario y en un segundo plano en el palco, pero en la vida no siempre estás donde quieres, te llevan las circunstancias. Mi vuelta al Breogán surge a raíz de la dimisión de dos consejeros [Eduardo Valín y Luis Franco] que dejan a Suso Lázare en una situación extrema y echa mano del segundo máximo accionista del club, Narciso Fernández, que me dice: ‘yo voy si vienes tú’. Ya en la última asamblea, por eliminación me toca ser a mí el presidente y aquí estoy.

-De la sombra pasa al primer plano, su responsabilidad se multiplica. ¿Le asusta el reto?

-No, ni mucho menos. En mi trabajo tengo responsabilidades mayores que esta todos los días.

-¿Le parece demasiado crítica la afición del Breogán?

-La persona más crítica conmigo soy yo, así que me parece muy bien que la afición se queje cuando no esté de acuerdo con cómo se están haciendo las cosas. A veces llevará razón y otras no, pero está en su derecho. Repito, yo soy el primero que veo y reconozco mis fallos.

-A su llegada a la presidencia las decisiones importantes estaban tomadas. ¿Es una ventaja o un inconveniente?

-En este caso creo que ha sido una ventaja. Ya habían nombrado un director general [Tito Díaz] que se encargó de la composición de la plantilla y de reforzar el organigrama del club.

-¿Le convence la plantilla?

-Yo no soy la persona idónea para juzgar al equipo. Los temas deportivos quedan para las personas que entienden de eso. El consejo no debe entrar en análisis y menos a estas de la competición.

-¿Cuál es su mayor ambición como presidente del Breo? Además de devolverlo a la Liga Endesa, claro.

-La meta principal es consolidar al Breo en la ACB, que ya es bastante. Ascender no es tan fácil como parece, y la permanencia en la ACB también es extremadamente complicada y como todos sabemos depende de muchos factores. Otro de mis mayores deseos es que el baloncesto en Lugo esté unido. Debemos evitar las divisiones y remar todos en la misma dirección. Si somos pocos y encima malavenidos, mal asunto, eso no conduce a nada bueno.

-A día de hoy están cerca de los 4.000 abonados...

-Con los convenios y demás ya superamos los 4.000.

-Son muchos, superan sus previsiones, ¿no?

-Por supuesto, son muchos más de los esperados, lo que demuestra que Lugo es una ciudad que ama el baloncesto y ama al Leche Río Breogán.

-¿Cuál es el estado económico actual del club?

-Es una pregunta que no puedo precisar porque solo llevo poco más de diez días como presidente. Lo que te puedo decir es que las previsiones son optimistas y estamos en vía de cubrir el presupuesto de la nueva temporada.

-Pero arrastran deuda de la pasada temporada.

-Ahora mismo sí porque faltan subvenciones por cobrar. En cuanto lleguen creo quedará prácticamente liquidada.

-Deportivamente, el panorama también es alentador a pesar del revés en Palencia.

-Vamos a pensar en el próximo partido, que es lo más oportuno. Van solo 3 encuentros y quedan todavía 31, que son una barbaridad. Esto da muchas vueltas y si todo ascenso es complicado, en la LEB Oro lo es todavía más. Esto acaba de empezar y ya ha habido unas cuantas sorpresas. Nadie contaba con Ourense y Valladolid ahí arriba ni que Palma perdiera dos de los tres primeros partidos.

-La primera derrota tenía que llegar alguna vez y Palencia no es un destino plácido...

-Perder allí entraba dentro de la lógica, así que no podemos dramatizar. Vamos a ser prudentes e ir paso a paso.

-Si las cosas se tuercen siempre les queda la bala de los extracomunitarios.

-Tenemos esas plazas sin cubrir, es verdad, pero eso ya se escaparía de nuestro ámbito, sería cosa de Tito Díaz, el director general. Pero insisto, no tiene mucho sentido hablar ahora de eso porque van tres partidos y hemos perdido solo uno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

José Antonio Caneda: «La meta es consolidar al Breo en la ACB»