La Local multa ahora a camiones de autoescuela si entran en la ciudad

Los afectados recurren y reclaman informes técnicos al Concello


lugo / la voz

Camiones y autobuses que autoescuelas lucenses utilizan para que sus alumnos realicen prácticas fueron sancionados por agentes de la Policía Local lucense por haber estacionado en las proximidades del pabellón universitario. La multa se basa en que accedieron a una zona por la que está prohibido que circulen vehículos pesados de un peso superior a las 12 toneladas. Representantes del sector afectado anunciaron recursos al Concello y la petición de informes a los técnicos municipales para que informen sobre la ubicación exacta de las señales para determinar si la situación es la correcta, algo que está generando dudas.

El importe de las sanciones impuestas asciende a 200 euros, cantidad que se reduce a la mitad por pronto pago. No es la primera vez que las autoescuelas se enfrentan a este problema y hace algún tiempo recurrieron a la jefatura de Tráfico para que mediara ante la alcaldesa. Inicialmente pedían que fuese habilitada una zona autorizada para el estacionamiento de este tipo de vehículos en la zona de Sanfiz, pero esta petición no fue tenida en cuenta. Al parecer, en el Concello alegaron que no era posible porque en el lugar había una guardería. En las proximidades aparcan habitualmente camiones e, incluso, autobuses. Durante algunas celebraciones, las calles del polígono de Sanfiz son habilitadas como aparcamientos de autocares.

Las sanciones impuestas son por «estacionar autobús, caravana, remolque, tractor, vehículo especial ou camión con MMA (Masa máxima autorizada) superior á determinada na correspondente sinalización que afecta a toda a zona urbana (salvo nos lugares destinados para tal efecto)».

Esas señales a las que hacen referencia los boletines de sanción están colocadas en algunas entradas de la ciudad como, por ejemplo, la primera rotonda de la avenida de Madrid, entrando desde Nadela. Prohíben la circulación de vehículos pesados de más de 12 toneladas. Sin embargo la ubicación plantea dudas porque teóricamente no impediría a los vehículos pesados seguir hacia al pabellón universitario y sí hacia el centro de la ciudad.

Fuentes del sector de las autoescuelas recordaron que, para la obtención del permiso de conducción del tipo C, el examen debe hacerse en un vehículo con un mínimo peso autorizado de 12 toneladas con 8 metros de longitud y 2,40 de anchura y un peso real mínimo de 10.000 kilos. Entienden los profesionales que se trata de un peso en vacío.

Para conseguir el permiso C+E (tráiler) el mínimo del conjunto ha de ser de 21.000 kilos, según el reglamento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Local multa ahora a camiones de autoescuela si entran en la ciudad