El candidato del BNG es el mejor valorado

Ramón Carballo, del PP, obtiene la peor nota después de la representante de Vox


LUGO / LA VOZ

En la competida carrera hacia el 26M es Rubén Arroxo, el candidato del BNG -un atleta que, además, casi todos los días va al consistorio en bicicleta- es el mejor valorado en la encuesta. Consigue un aprobado amplio y está a bastante distancia de sus rivales. El resultado revela que Ramón Carballo, candidato del PP y ex subdelegado del Gobierno, se desploma a los últimos puestos hasta el extremo de que únicamente tiene por detrás a la representante de Vox, que se presenta como una de las novedades de los comicios de dentro de 15 días.

En el grupo municipal del BNG hay euforia desde hace ya unas semanas, a pesar de los resultados negativos de las últimas generales. Los nacionalistas creen que las dos contiendas electorales son completamente diferentes y no tienen dudas de que se les avecina un notorio crecimiento. Creen que, como mínimo, tendrán la llave para el futuro gobierno local.

Carlos Portomeñe, de ACE, llega al segundo lugar entre los mejor valorados con una puntuación que roza el aprobado, si bien el sondeo recoge que no conseguiría el número de apoyos suficientes como para repetir de concejal. Está también como uno de los mas conocidos por parte del electorado, incluso por encima del representante del BNG.

Xosé Chorén, director de Correos, es una de las novedades en las listas de estas elecciones. Es la apuesta de Lugonovo y la valoración de los votantes le sitúa entre los mejor posicionados, con un 4,58, aunque aparece como el menos conocido, después de la representante de Vox.

La alcaldesa no llega al aprobado en valoración a pesar del gran nivel de conocimiento entre la ciudadanía. Los cuatro años de mandato le sirvieron para ser una persona altamente conocida. En su grupo quieren pisar más el acelerador y, en las próximas semanas, tienen previsto organizar en barrios y parroquias todo tipo de actos con la presencia de Lara Méndez, que se enfrenta a una campaña dura porque el 26 M se juega el bastón de mando del consistorio.

Otra de las grandes novedades para estos comicios es la presencia de Ramón Carballo en la lista del PP. Su presencia como número uno fue anunciada hace ya bastantes meses, cuando la salud interna del grupo municipal parecía que no era muy satisfactoria como consecuencia de las divisiones internas.

Los populares quisieron aprovechar el caché alcanzado por Carballo al frente de la Subdelegación del Gobierno y entendieron que era el mejor candidato en una capital en la que no llegan a encontrar la fórmula para poder gobernar desde la marcha de Joaquín García Díez. De eso hace ya veinte años. Los populares suman votos (Jaime Castiñeira, sacó más que el socialista Orozco en las últimas municipales) pero no los suficientes como para alzarse con el gobierno.

Carballo, considerado por los suyos como una persona muy cercana a todas las capas sociales, no saca buena nota en la encuesta. Es más, cae al penúltimo lugar de la clasificación aunque tiene el segundo más alto nivel de conocimiento en la ciudad, después de la alcaldesa.

Ciudadanos repite cabeza de lista. Es Olga Louzao una concejala que, durante este mandato, llevó a cabo iniciativas que tuvieron gran repercusión como, por ejemplo, la propuesta de reconvertir el abandonado cuartel de San Fernando en un centro educativo. La cabeza de cartel del partido naranja, saca un 4,33 en valoración por parte de la ciudadanía y está entre los candidatos con menor porcentaje de conocimiento.

Vox irrumpe en la escena política del consistorio lugués con la ingeniera de montes Sonia Teijeiro. La presidenta de la gestora del partido de Abascal en la provincia aprovecha el rebumbio político generado por la formación a raíz de las elecciones generales para darse a conocer y captar seguidores. Sabe que en Lugo los tiene porque la última votación rozó las cuatro mil papeletas, resultado que extrapolado a las municipales le darían seguramente para dos concejales.

Olga Louzao (C´s) baja y Chorén, de Lugonovo, llega fuerte con una puntuación alta

El porcentaje de ciudadanos que conoce a la alcaldesa supera el 96%

La situación de la ciudad empeoró con respecto a hace cuatro años

La ciudadanía encuestada no está satisfecha con la situación general del municipio. Un 26,5 dice que ha empeorado y un 22,3 que ha empeorado mucho. Entre los más críticos figuran los jóvenes de entre 18 y 29 años. Un 29,5% consideran que empeoró el panorama. A continuación están las personas entre 45 y 64, que totalizan un 26,9.

En el lado opuesto, es decir los que entienden que la ciudad y su término municipal mejoraron mucho, hay un 4,7 de encuestados. Los más satisfechos son quienes andan entre los 30 y los 44 años, con un 9,1%.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

El candidato del BNG es el mejor valorado