Bronca e insultos para terminar los cuatro años más convulsos en la Diputación de Lugo

Las deudas pendientes entre Martínez y sus excompañeros del PSOE afloraron en el último pleno ordinario

;
Bronca final en el último pleno de la Diputación de Lugo Las deudas pendientes entre Martínez y sus excompañeros del PSOE afloraron en el último pleno ordinario

Ya se sabe que lo que mal empieza mal acaba. Y así fue el último pleno ordinario de la Diputación de Lugo y, en concreto, los últimos cinco minutos. Una pregunta del PP acerca de si la Diputación y los concellos tienen el permiso de la Xunta para abrir las residencias provinciales, uno de los programas estrella del gobierno socialista, acabó en un enfrentamiento entre el diputado socialista Lino Rodríguez y el exdiputado del PSOE, Manuel Martínez. El primero, alcalde de Pol, uno de los concellos que quiere abrir la residencia en mayo, le contestó al grupo popular que «eu vou abrir a residencia con permiso ou sen permiso», a lo que Martínez aplaudió, con ironía. En ese momento, Lino Rodríguez, haciendo una peineta, dijo «a tomar polo cú».

A partir de ese momento se montó un rifirrafe entre buena parte de los diputados, especialmente estos dos, que han tenido enfrentamientos personal durante todo el mandato. Algunas diputadas socialistas intentaron calmar al alcalde de Pol, mientras que Martínez pedía amparo al presidente provincial para que fuese expulsado por insultos a su persona. En la refriega, Martínez acusó a los socialistas de abrir las residencias de manera ilegal. Mientras, los dos diputados del BNG, anunciaron que se marchaban del pleno por el cariz que estaba tomando.

De esta forma se terminaron los plenos ordinarios en una institución que ha vivido sus cuatro años más convulsos desde que Martínez permitió con su voto que la popular Elena Candia fuese presidenta y, unos meses más tarde, apoyase una moción de censura contra ella y aupase al socialista Darío Campos a la presidencia. Un año más tarde, precisamente aduciendo diferencias en la gestión de las residencias, Martínez se marchó el grupo socialista.

En la sesión de hoy, varias cuentas pendientes y algunos de los temas más enquistados salieron a relucir. El PP y Martínez, con el apoyo hoy del BNG, aprobaron una moción para reprobar a los socialistas, quien en cambio defendieron en que cuatro años invirtieron desde la Diputación más de 140 millones de euros en los 67 concellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Bronca e insultos para terminar los cuatro años más convulsos en la Diputación de Lugo