Y la luz se hizo en el Paseo do Rato

Diputación y Concello inauguraron el alumbrado del paseo fluvial y de la carretera y anuncian un carril bici y una nueva área recreativa en la zona


El Paseo do Rato ya está iluminado. El presidente de la Diputación, Darío Campos, y la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, acompañados de un centenar de vecinos, encendieron en la tarde de este viernes las luces del paseo fluvial del río Rato y de la carretera LU-P-2925. Campos Conde adelantó que la Diputación está a punto de terminar el proyecto de dotación de un carril-bici y también se estudia la creación de una nueva área recreativa en la zona.

Los trabajos inaugurados ayer, con una inversión de la Diputación de 750.000 euros, se ejecutaron en un tramo de siete kilómetros, entre la avenida de Madrid y el Parque do Sagrado Corazón, en los que se instalaron 283 puntos de luz ecológicos (LED). En concreto, son 103 luminarias en la carretera y 147 en el paseo fluvial, de los que tres son proyectores para el túnel que hay debajo de la rotonda que comunica con el citado parque. La intensidad de los puntos de luz oscila entre los 179 vatios y los 12,5, teniendo en cuenta su ubicación para respetar el medio ambiente. También para reducir el impacto ambiental se instalaron 252 farolas de color neutro. La distancia entre las mismas es de 25 metros en el paseo y de 30 en la carretera. Las del paseo tienen un punto de luz y en alguna de la carretera doble luminaria.

Se ha creado un sistema informático, aún en pruebas de funcionamiento desde la Axencia Provincial da Enerxía, pero que luego tendrá que ser gestionado en el Concello de Lugo, para regular la intensidad luminosa, ahorrar costes al poder adaptar la luz a las condiciones meteorológicas, y garantizar la luminosidad. En una pantalla, el Concello podrá controlar el correcto funcionamiento de cada uno de los 283 puntos de luz.

Numerosos permisos

Para ejecutar el proxecto de iluminación del Paseo do Rato se tuvieron que conseguir ocho autorizaciones imprescindibles según la ley por parte de distintas administraciones, «o que provocou demoras nos traballos», indicaron desde el gobierno provincial. Los permisos necesarios fueron los siguientes: evaluación de impacto ambiental, incidencia ambiental, permiso de conservación de la naturaleza y autorización de urbanismo por parte de la Consellería de Ordenación do Territorio e do Medio Ambiente; permiso de la unidad de Carreteras del Ministerio de Fomento; autorización de Adif, licencia de obras del Concello y autorización de la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Y la luz se hizo en el Paseo do Rato