«La llegada de venezolanos a Lugo es una oportunidad»

Se presenta VeneLugo, un colectivo que dará apoyo a los inmigrantes que escapan de la crisis de su país

.

LUGO / la voz

Esta tarde, a las siete en el Uxío Novoneyra, se presenta la asociación VeniLugo, que nace con el fin de dar apoyo a la cada vez más numerosa colonia de venezolanos que llegan a Lugo, la mayoría escapando de una dura situación económica y política. El colectivo se presentó ayer a los medios y está presidida por Karin Mago, quien lleva una década viviendo y trabajando en Lugo, aunque su situación fue diferente a la de sus compatriotas.

-¿Por qué nace esta asociación?

-Veníamos haciendo cosas puntuales, actividades esporádicas, pero los acontecimientos de los últimos meses y la llegada cada vez mayor de compatriotas nos motivó para crear una asociación. Asumimos una responsabilidad porque no podemos mirar a otro lado.

-Usted llegó hace una década, pero supongo que han cambiado las cosas...

-Hace años emigrabas de una manera planificada, pero ahora por primera vez está llegando gente sin conocer a nadie. La situación que se vive en Venezuela es muy crítica y creemos que desde aquí podemos ayudar al recién llegado, que no sabe nada sobre los trámites que necesita o cómo escolariza a sus hijos. Llegan en unas condiciones muy precarias, por eso necesitan nuestro apoyo, porque si para cualquier inmigrante los inicios son siempre duros, más en la situación en la que llegan hoy los venezolanos. Queremos que puedan sentirse como en casa.

-¿Llegan sin vínculos con Lugo?

-La mayoría sí. La emigración gallega de los años 50 y 60 fue mayor en las provincias de A Coruña y Pontevedra, donde ahora están regresando numerosos venezolanos. La emigración de Lugo solo supuso un 7,4 %. Lo que sucede es que están llegando a España a través de Cruz Roja y otras asociaciones y luego son redistribuidos por el país. Digamos que muchos venezolanos no deciden la ciudad en la que van a vivir, pero creo que en el caso de Lugo es una oportunidad por la crisis demográfica que se vive aquí. Hay que tener en cuenta que muchas familias llegan con niños.

.

-¿Cuánto venezolanos hay viviendo en la ciudad?

-Tenemos censados 670, pero hace diez años cuando llegué yo éramos unos pocos, nos conocíamos todos. Cuando me marché de Venezuela fue por motivos personales, pero ya intuía que estaba sucediendo algo que no funcionaba. Por ejemplo, faltaba un producto tan básico como la leche. Se percibía algo extraño y hoy ya ves, la inflación está en 13.800 %. Es normal que vengan, es una cuestión humanitaria.

-¿O te vas o te mueres?

-Es que la gente tiene que decidirse entre abandonar su casa, su familia, sus amigos o vivir sin garantías mínimas a las que tiene derecho un ser humano. O vivir en la inseguridad o marcharse y abrir una nueva vida, que puede dar miedo, pero no queda otra.

-¿Y los que llegan tienen miedo a represalias en Venezuela?

-Mucho, porque en Venezuela no puedes decir tu opinión abiertamente y los familiares que se quedan, sufren. Cualquier opinión desde España por redes sociales tiene consecuencias.

-¿Cómo es la integración?

-Positiva, porque Lugo es una ciudad abierta y el apoyo institucional es fundamental. Además, Cáritas, Cruz Roja o el Banco de Alimentos están haciendo una labor impagable. No hay palabras. Los niños se están escolarizando e incluso alguno ya ha cogido el acento gallego (risas). Quizás los que tienen la doble nacionalidad tienen más facilidades a nivel administrativo.

-Harán campañas de solidaridad.

-Sí, a través de Facebook tenemos una ropero virtual. Por ejemplo, hay que entender que los que llegan carecen de ropa de abrigo, y con esta plataforma podemos ofrecer ropa. O el otro día, una familia que va a tener un bebé, pues necesitaba ropa. También haremos un guayoyo solidario. Es un tipo de café muy clarito que tenemos en Venezuela y que se podrá tomar en el café Cinco Sentidos, en la Praza de Alicante, donde habrá una hucha. Con el dinero recaudado, además de poder financiar nuestras actividades, compraremos medicamentos para enviar a Venezuela, donde se necesitan con urgencia.

-¿Cuál es el perfil del venezolano que llega y dónde se está instalando en la ciudad?

-Hace años venían profesionales, como yo, que era arquitecta, aunque en el 2008 me cogió la crisis y tuve que reciclarme y me formé con una FP en Administración y Finanzas. Yo siempre les digo que tienen que llegar con mente abierta, y si eres ingeniero, será muy difícil que trabajes de lo tuyo en Lugo. Hoy están llegando venezolanos con todo tipo de formación. Principalmente trabajarán en la hostelería, trabajo doméstico y cuidado de ancianos, pero también los hay que me hablan en el futuro de abrir un negocio. En la ciudad están en varios lugares, quizás más en Fontiñas.

-¿Vendrán más venezolanos en los próximos meses?

-El 20 de mayo son las elecciones y todos sabemos lo que va a pasar, por lo que al consolidarse el régimen, la oleada de inmigrantes a España será enorme.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«La llegada de venezolanos a Lugo es una oportunidad»