El cáñamo, un gran cultivo alternativo

Una cooperativa gallega, en su mayoría lucense, recogerá pronto la primera cosecha


sarria / la voz

El cultivo del cáñamo tiene muchos visos de consolidarse como una gran salida como cultivo alternativo para el campo gallego en general y lucense en particular.

A finales del pasado año se creaba la primera cooperativa gallega, formada en su mayor parte por socios lucenses, destinada al cultivo y transformación del cáñamo industrial. El producto final se destinará esencialmente a fibra vegetal para confeccionar ropa o cuerdas, pero también sirve para piezas de vehículos.

La primera plantación que realizaron es la de Palas de Rei, que se llevó a cabo la pasada primavera, en terrenos de uno de los socios, Amando Sande, a la que siguieron otras en Mácara, también en el mismo Concello, Santaballa y O Páramo.

El buen resultados de esta iniciativa parece asegurado, por lo menos tras los primeros resultados de un muestreo y el aspecto que presentan las plantas a pocas semanas para que se lleve a cabo la recolección.

Los buenos augurios del muestreo permitieron a los responsables de la iniciativa trabajar directamente con una empresa de Almería especializada en trabajar con este tipo de producto que ya lo hizo llegar a posibles compradores de Austria y Turquía en los que tiene gran aceptación, por lo que todo indica que el destino del primer cáñamo gallego sea la exportación.

La cooperativa ya dispone de la maquinaria que se requiere para realizar la primera transformación y, dependiendo del resultado, estudiarán si adquieren más tecnología para realizar ellos mismos el hilo textil.

La variedad de cannabis que plantan es la Felina 32, cuya semilla importan de Austria, y su cultivo es completamente legal. Para evitar dudas, los responsables de la plantación realizan analíticas del producto y están en contacto permanente con la Guardia Civil de Palas de Rei, que recibió información detallada de este proyecto antes, incluso de su puesta en marcha.

El único pero de este proyecto es la elevada inversión inicial que hace falta para ponerlo en marcha. Una vez superado el desembolso inicial, todo indica que este cultivo puede ser una excelente alternativa para evitar el abandono del monte gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El cáñamo, un gran cultivo alternativo