Un libro como una catedral


Acaba de publicar el historiador Adolfo de Abel Vilela un magnífico libro sobre la muralla de Lugo. Más que un libro es un auténtico tratado, un gran manual de consulta editado por la Diputación, una enciclopedia sobre los últimos cinco siglos del monumento romano, que cuenta desde los grandes acontecimientos como la apertura de puertas para dar paso a las nuevas calles, hasta los más mínimos detalles, siempre documentados con el rigor propio del historiador lucense.

Una magna obra que pasará a la historia de la investigación lucense por la gran cantidad de datos e imágenes que aporta, y que debería ser libro de cabecera de todos los lucenses durante este verano, y luego, libro de consulta en todas las bibliotecas de los habitantes de Lucus Augusti per sécula seculórum. Hay que aplaudir el cuidado diseño del volumen, editado por el servicio de publicaciones de la Diputación, y hay que dar las gracias sobre todo a Adolfo de Abel Vilela por haber dedicado tamaño esfuerzo y tiempo a una obra científica que en realidad no se podría pagar ni encargar si no hubiese alguien como el historiador lucense que lo hiciese por vocación y se empeñase durante años en un esfuerzo titánico impagable.

La ciudad de Augusto tiene grandes cabezas privilegiadas como la de Adolfo, que, ajenas al bullicio y oropel político, trabajan para poner en valor nuestra historia y legarla brillante y pulida a las siguientes generaciones, sin esperar reconocimiento alguno a cambio ni palmaditas en la espalda. Son espíritus grandes como catedrales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Un libro como una catedral