Los nacionalistas creen que con el PERI actual «é imposible desandar o camiño andado»


La concejala nacionalista Paz Abraira abandonó ayer la casa consistorial, tras la reunión sobre la reordenación de la urbanización de la finca O Garañón, con el convencimiento de que en este asunto, y sin cambiar el plan especial de reforma interior aprobado en el 2005, «é imposible desandar o camiño andado». La edila señaló que el Ayuntamiento nunca debió permitir edificar en el ámbito urbano que son los terrenos de la CS-5 y se mostró contundente al afirmar que «a raíz do problema é o PERI aprobado en solitario polo PSOE para seis bloques de nove plantas».

Lavado de cara

Abraira está convencida de que las propuestas presentadas ayer por el gobierno local sólo fueron un intento de lavarse la cara y de involucrar a la oposición en un debate cuyo único fin es «intentar repartir culpas entre os grupos municipais». Ninguna de las alternativas que sugiere el equipo de Orozco «varía substancialmente os efectos negativos» de las previsiones de edificación. Además destacó que lo único que se les presentó fueron «debuxos feitos a ordenador», pero sin datos ni planos.

Para los concejales nacionalistas, «a única alternativa é retirar ese PERI e redactar un novo, que se adapte ao entorno no que se pretende construír».

Plan general

Por otro lado, Abraira señaló ayer que las afirmaciones del conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, durante la reunión con los representantes de la federación de asociaciones de vecinos «veñen a a dar a razón ao BNG, que leva semanas denunciando que PP e PSOE están cociñando o PXOM en Santiago de costas aos cidadáns».

Votación
0 votos

Los nacionalistas creen que con el PERI actual «é imposible desandar o camiño andado»