Al menos diez empresas están afectadas por el conflicto


Al menos diez empresas, según fuentes de la plataforma, están paralizadas en la provincia de Lugo. En éstas únicamente salen camiones custodiados por las fuerzas de seguridad.

Entre ellas se encuentran las lácteas, entre las que figuran Río, Pascual, Besnier, Puleva y Capsa, Tablicia y Fibranor, Fontecelta y Fontoira y Alcoa. Alguna de las industrias del sector ya comunicaron a través de quienes recogen que desconocen hasta cuando podrán seguir haciéndolo, entre otras razones porque las fábricas están a rebosar de mercancía para trasladar a los mercados.

Los convoyes que circulan acompañados por la Guardia Civil no suponen una solución para el problema.

El administrador único de Leite Río, Jesús Lence, que tiene flota propia de camiones circulando, pero que el mayor volumen está en manos de autónomos, anunció recientemente que de mantenerse el paro se verá obligado a suspender la recogida a partir del fin de semana.

El presidente de la plataforma explicó que en estos días habían conseguido llegar a acuerdos con las cargadoras para que incrementen los precios y que ya tienen algunos firmados. Insistió en que el paro no se levantará hasta que asuman todas la subida. Puntualizó, sin embargo, que valorarán la posibilidad de que aquellas que van a pagar más a sus transportistas tengan servicios mínimos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Al menos diez empresas están afectadas por el conflicto