Imaxinemos e falemos das residencias


Ela traballa na residencia

Imaxina pasar máis de 6 meses loitando da mellor maneira posible, despois dun montón de medidas de seguridade, de mascarillas abafantes no verán, de litros de hipoclorito e de decenas e decenas de medidas de seguridade. Todas estas medidas para protexerte a ti e a os teus, a toda esa comunidade na que traballas. Mais de repente, aparece ese virus que tanto arrepío e tan nerviosos nos poñía a todos e aparece dentro do teu entorno laboral, por cada esquina, atacando os teus compañeiros e a gran parte dos residentes. Creo que é necesario poñerse na pel destas grandes traballadoras (permitídeme o feminino porque así son a maior parte delas). Traballadoras que están deixándose a saúde e pel, literalmente, por coidar a toda a poboación, traballando duro fronte ao virus e chegando a casa para illarse dos seus. Sen poder reclamar eses abrazos que máis necesitan, sen poder despedirse dos que se van, sen poder vivir tranquilas sen saber que lle pode pasar os seus. Están a vivir un dos peores momentos nos que se enfrontarán na vida, pero alí seguen, loitando mentres pasan horas e horas, desexando que non se poña ninguén máis malo. A día de hoxe, por desgraza, xa marcharon 3 avós para o outro mundo e son tres dolorosas perdas dunha gran familia que teñen formada.

Elas non son enfermeiras, pero dan os coidados nos peores momentos; elas non son militares, pero están realizando as labores de desinfección, de organización e de milicia contra este condenado virus; elas non son psicólogas, pero todas fan piña e tiran para adiante apoiándose unhas as outras nos peores momentos.

Todos estamos desexando que regrese a normalidade. Moitos xa non só no Incio, senón en toda a provincia, temos familia e amigos traballando ou vivindo na residencia do Incio. Creo que o mellor que podemos facer é mandarlles moito apoio e gardar as distancias, seguir as indicacións das autoridades sanitarias e ser conscientes do dano que podemos causar se non o facemos.

P.D. Mamá, es unha loitadora. Cada día segues sorprendéndome e facerme sentir máis orgulloso de ti do que estou. Sairemos todos desta. Xuntos. Lois Fuente. O Incio.

 Pagan los mismos: los indefensos

En estos tiempos difíciles de pandemias y coronavirus, quiero denunciar que en Galicia se está dando de «alta médica» a personas que padecen secuelas muy graves del covid-19. Prácticamente todos los días, los dirigentes políticos ofrecen estadísticas sobre los promedios de recuperación, pero son simplemente datos matemáticos fríos e impersonales. Pese a todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, con tanto sufrimiento, en las consultas se dan cada vez más altas médicas con criterios económicos, disfrazados de criterios presuntamente médicos, y las reclamaciones son casi siempre desestimadas por los mismos que ordenan dar las altas. Es el mundo al revés, la deshumanización absoluta. Los poderes fácticos siguen mandando y nosotros a obedecer.

Las mutuas dominan las «contingencias comunes» en detrimento de la Seguridad Social, y así las empresas tienen más controlados a sus trabajadores cuando se encuentran en incapacidad temporal. Las distintas administraciones, que deberían velar por la salud y el bienestar de los ciudadanos, utilizan medidas de presión obligando a los trabajadores incorporarse a sus trabajos sin estar totalmente curados. Una nueva prueba de que, como siempre, los peces grandes se comen a los pequeños. Como siempre, aunque hoy en día el abuso es más cotidiano y prácticamente siempre lo sufren los más indefensos y vulnerables. Enrique Lorenzo Rial. Poio.

CORREO ELECTRÓNICO

cartasaldirector@lavoz.es

DIRECCIÓN DE CORREO. Avenida da Prensa, 84 y 85. Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña)

WEB. www.lavozdegalicia.es

Las cartas no deben exceder de 20 líneas y se identificarán con el nombre, domicilio, DNI y teléfono del autor.

La Voz de Galicia se reserva el derecho de extractar los textos. No se informará sobre las cartas recibidas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Imaxinemos e falemos das residencias