Monforte y Lugo estarán unidos por corredor el mes que viene

Desde ayer se puede circular por los 11 kilómetros iniciales hasta Bóveda

La comitiva de coches oficiales, ayer durante la inauguración del tramo Monforte-Bóveda.
La comitiva de coches oficiales, ayer durante la inauguración del tramo Monforte-Bóveda.

monforte / la voz

El proyecto de conexión de Lugo y Monforte mediante una carretera de alta capacidad está a punto de convertirse en realidad. El presidente de la Xunta inauguró ayer el tramo de 11,7 kilómetros que sale de Monforte y acaba en Bóveda. Para darlo por terminado solo faltan otros siete kilómetros y la empresa constructora se ha comprometido con la Xunta a acabarlos antes del 30 de noviembre. El tramo Lugo-Sarria está abierto desde diciembre del 2008. Las previsiones iniciales de la Xunta apuntaban que el de Sarria a Monforte entraría en servicio a finales del 2011, pero sucesivos recortes en los presupuestos lo han prolongado todo cuatro años más.

Los primeros conductores que completaron el recorrido entre Bóveda y Monforte por esta nueva carretera lo hicieron a partir de las cinco de la tarde. A esa hora, la empresa constructora retiró las vallas que cerraban el paso en la carretera de Chantada, en Monforte, y en las cercanías de Bóveda. Por la mañana, una comitiva compuesta por varios coches oficiales y un autobús para la prensa ya había completado también el nuevo trazado.

Junto a un atril instalado al final del tramo nuevo en Bóveda, el presidente de la Xunta anunció que cuando termine esta legislatura el 80% de los gallegos tendrán una autovía o una vía de alta capacidad como esta a menos de veinte minutos. Feijoo citó el coste total estimado para el corredor entre Sarria y Monforte -unos 135 millones de euros- para calificarlo como una gran obra «que medra en dimensión en tempos nos que todas as administracións sufrimos caídas de investimentos».

Apenas falta nada

En sus intervenciones, tanto Feijoo como la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, insistieron en que por los siete kilómetros que quedan entre Bóveda y Noceda (O Incio) se podrá circular antes de que termine este año. La conselleira ya había visitado las obras el pasado mes de marzo, con motivo del inicio de la construcción del último viaducto pendiente en Bóveda. En aquel momento, la consellería esperaba abrir al mismo tiempo todo lo que quedaba por construir entre Sarria y Monforte. Finalmente no ha sido así porque el tramo entre Bóveda y Noceda va algo más retrasado, pero poco más.

Al parecer, ayer terminaba la aplicación de la última capa de asfalto en esos últimos siete kilómetros. Por lo tanto, de aquí en adelante solo falta dejar que el firme asiente, y en eso parece que el tiempo va a ayudar, para después pintar la señalización horizontal y colocar la vertical. No deberían ser necesarias más que dos o tres semanas.

135.000.000 ?

30 kilómetros

La longitud del corredor Sarria-Monforte es similar a la de la actual LU-546 entre estas dos localidades, pero el nuevo trazado reducirá el tiempo de recorrido a quince minutos

Un trazado con pocas curvas y aproximadamente un 40% de línea discontínua

Los 11,7 kilómetros abiertos ayer permiten evitar el paso por la travesía de dos kilómetros que atraviesa los pueblos de Ver y Bóveda y harán más rápida la circulación en el resto del trayecto. El trazado es mayoritariamente recto y las curvas que hay tienen un perfil muy suave. En aproximadamente el 40% del itinerario es posible adelantar, porque está pintado con línea discontinua en un sentido o en el otro.

Este nuevo trazado sale de Monforte a la altura la rotonda de la calle Chantada en la que también empieza el corredor a Lalín. A partir de ahí, la carretera deja al sur el casco urbano de Monforte y en los 4,3 kilómetros siguientes pasa por otros dos enlaces que también permiten entrar y salir de esta localidad. El primero conecta con el casco urbano por la carretera de Fiolleda y el segundo, el denominado acceso norte, conecta con la travesía de O Morín y la LU-546.

Presencia institucional

A la inauguración oficial asistieron además del presidente de la Xunta y los conselleiros de Infraestruturas e Industria, el presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, la delegada de la Xunta en Lugo, Raquel Arias, los diputados autonómicos Ángel Camino y Vicente Docasar, el senador Dámaso López, y los alcaldes de Monforte, Bóveda, Pantón, O Saviñao, Sarria y O Incio, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Monforte y Lugo estarán unidos por corredor el mes que viene