Una edificación en ruina dificulta la peatonalización de A Calexa

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

La fachada exterior del inmueble, en estado ruinoso, permanece vallada desde hace meses.
La fachada exterior del inmueble, en estado ruinoso, permanece vallada desde hace meses. CARLOS CORTÉS

El vaciado de la actual capa de hormigón podría provocar el desplome del inmueble

20 ene 2021 . Actualizado a las 12:30 h.

El estado ruinoso de una edificación deshabitada de Abelardo Baanante podría suponer un serio peligro durante las obras de renovación del pavimento que se van a realizar en esa calle del conjunto histórico. Así lo piensan en la empresa que obtuvo la adjudicación de los trabajos, que teme que pueda producirse un desplome cuando se levante el piso actual. El inmueble en peor estado de conservacion de la calle se encuentra situado junto a la escalinata superior, en la margen izquierda de la calle en dirección al conjunto monumental de San Vicente. La constructora es partidaria de que se lleve a cabo una evaluación de la situación de esa y otras edificaciones por parte de los servicios municipales antes del comienzo de las reformas.

El alcalde, José Tomé, anunció el pasado viernes que esta semana darían comienzo las obras de renovación en la plaza del Doctor Goyanes y en la calle Abelardo Baanante, conocida popularmente como A Calexa. En el primero de los casos, los trabajos fueron contratados a la emprea Ocisat por un precio de 86.911 euros y están en marcha desde este lunes. La adjudicación de las reformas en A Calexa, todavía pendientes de iniciarse, recayó en la constructora Explotaciones Medioambientais por un presupuesto de 95.515 euros.

Este último proyecto prevé sustituir el actual piso de hormigón por un enlosado de tipo ornamental más acorde con la etética de la zona monumental. Para ello, según detalla el proyecto, será necesario levantar y proceder al vaciado del actual pavimento. «Para la ejecución de la obra nueva, consideramos un espesor medio de excavación de 45 centímetros», detalla. También está previsto colocar nuevos peldaños en la escalinata anexa al inmueble en ruina, que sirve de acceso peatonal a la iglesia de A Régoa y al colegio de la fundación educativa Torre de Lemos.