Chantada se libra por ahora del cierre aunque continúa en el nivel rojo

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Terraza de un local de hostelería de Chantada en una imagen de archivo
Terraza de un local de hostelería de Chantada en una imagen de archivo CARLOS CORTÉS

Monforte baja de nuevo al nivel 2 de alerta y Taboada sube al nivel 1

14 nov 2020 . Actualizado a las 10:55 h.

En el municipio de Chantada no se aplicarán por ahora nuevas restricciones para contener los contagios de covid-19, según decidió ayer por la mañana el comité clínico de la Xunta. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, señaló a este respecto que se ha valorado detalladamente la situación en este municipio y en los de A Rúa y Sanxenxo, pero que por ahora no se ha considerado necesario tomar nuevas medidas en ninguno de ellos. Desde la Xunta señalan no obstante que estos tres municipios «terán unha vixilancia específica por mor dos seus últimos datos». El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijoo, había señalado con anterioridad -tras la reunión del Consello da Xunta celebrada el pasado jueves- que la situación se presentaba «comprometida» en Chantada y la comarca de Bergantiños, por lo que no se descartaba la posibilidad de imponer cierres en la hostelería e incluso restricciones a la movilidad en estos territorios.

Por otro lado, el alcalde de Chantada, Manuel Varela, señala que en el municipio se están rastreando los contactos de tres focos de coronavirus y que la situación puede considerarse más o menos controlada, a no ser que se registren más casos en los próximos días. «Haberá que esperar a que se reúna de novo o comité clínico da Xunta e tome novas decisións, e se para entón en Chantada non van para arriba os contaxios, seguiremos sen ter restricións», dice. «En caso contrario, talvez haxa que tomar novas medidas, pero ata ese día non se pode dicir nada máis», añade.

El regidor apunta que en un primer momento hubo algunos dificultades para localizar y delimitar estos focos de contagio, lo que complicó el trabajo que realizan los rastreadores del Sergas. «Pero a xente que ten que traballar neste asunto está cumprindo o seu labor», añade. «Hai que animar á xente a que sexa o máis prudente posible e esperamos que a situación vaia mellorando», agrega.