«Hay padres que creen que sus hijos van al botellón y no beben»

Luisa Astray destaca la importancia del grupo para evitar que los jóvenes caigan en el consumo de alcohol

l.d
monforte /la voz

Alcohol, tabaco y drogas, Esa es la realidad que viven muchos adolescentes españoles. El 79% de los jóvenes de entre 14 y 18 años admite haber consumido alcohol y aunque son menos que anteriormente, la situación está lejos de ser erradicada. Pero, ¿cómo lo consiguen? El 57% de los menores logra que le vendan bebidas alcohólicas sin la necesidad de mostrar documentación. Monforte celebra la próxima semana sus fiestas patronales y muchos jóvenes, incluso menores , se reunirán en el entorno del parque dos Condes para hacer macrobotellón. Luisa Astray García, de la Unidad Asistencial de Drogodependencias advierte de que el alcoholismo en menores es un problema muy grave.

-¿Cómo está el consumo de alcohol y tabaco en Monforte?

-Está como es todos los sitios, los adolescentes empiezan demasiado pronto y con una forma de beber muy peligrosa. Beben mucha cantidad de alcohol en poco tiempo.

-¿Cuál considera que es la razón para que los adolescentes beban y fumen tanto?

-Cuando hacemos las reuniones en colegios e institutos es lo que intentamos averiguar. Una de las cosas que pregunto siempre es si antes de beber no lo pasaban bien con los amigos, y te dicen que sí. Tampoco los chavales saben responder a eso, yo creo que es el hecho de probar algo que está prohibido. Lo que influye realmente es el grupo de amigos, que si uno empieza a beber los otros es probable que lo hagan después.

-La unidad de drogodependencias comenzó a repartir carteles para que los establecimientos no sirvan alcohol a menores. ¿Cree que esta medida resultará efectiva?

-Hay establecimientos que venden alcohol a menores. Lo que pretendemos es recordar a los padres y otros adultos que los menores no pueden beber nada de alcohol porque es ilegal. A veces, los padres son los que, si van con él a un bar, dejan a su hijo beber una cerveza. Y no se puede, hay una ley que cumplir.

-¿Qué otras medidas se podrían poner en marcha para que los menores dejasen de beber?

-En el botellón debería haber mucho más control aunque reconozco que es difícil por la falta de efectivos policiales y la gran cantidad de chavales que van. Una de las cosas que estamos intentando hacer desde la unidad es que si hay alguna sanción por beber que se cumpla con trabajos comunitarios y sesiones en nuestro centro. Lo bueno de esto, es que si se hiciese bien podría detectar problemas en menores que reincidan.

-El congreso aprobó una ley que permite multar a los padres de menores que beban alcohol. ¿Opina que es una medida justa?

-Los padres mientras son responsables de todo lo que hacen, sus hijos mientras son menores, y a veces se les olvida. Estamos seguros de que hay padres que preparan el botellón a sus hijos con la excusa de que así saben lo que beben. A ver, el alcohol es alcohol y punto, da igual que sea bueno o malo. Otros padres creen que sus hijos van al botellón y no beben. Es cierto que puede pasar, pero es extremadamente raro. Hoy en día es muy normal que beban.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Hay padres que creen que sus hijos van al botellón y no beben»