Guía de la ovulación: «Ni es igual en todas las mujeres ni es igual en todos los ciclos»

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

LA TRIBU

La ovulación no tiene por qué ocurrir en todos los ciclos menstruales de una mujer.
La ovulación no tiene por qué ocurrir en todos los ciclos menstruales de una mujer. La Voz de la Salud

Los expertos creen que la toma de la temperatura basal no es el método más fiable

28 ene 2023 . Actualizado a las 12:22 h.

Saber cuándo se está ovulando puede mejorar las posibilidades de quedarse embarazada. Se calcula que la llamada «ventana de la fertilidad» puede llegar a durar cinco o seis días, siendo estos los más fértiles de una mujer. Aunque existe mucha información al respecto, lo cierto es que no todos los métodos de los que se suele hablar para saber si una mujer está ovulando cuentan con la suficiente evidencia científica. Y los que sí la tienen, pueden sufrir alteraciones. 

En el momento en que nace una mujer, una especie de sacos (folículos) albergan los óvulos inmaduros. A lo largo de su vida fértil, estos irán madurando y liberándose a través del ciclo menstrual. La ovulación es el proceso mediante el cual el ovario libera uno de estos óvulos maduros. Una vez que este se libera, desciende por la trompa de Falopio y allí permanece de 12 a 24 horas (cálculos aproximados), donde puede ser fertilizado. De esta forma, la posibilidad de embarazo es más elevada cuando hay esperma vivo en las trompas de Falopio durante la ovulación. Este tiene una «vida» de varios días después de la relación sexual, siempre bajo las condiciones adecuadas. 

«Es decir, la ovulación es el momento en el que se produce la expulsión del óvulo por parte del folículo en un estadio de maduración o preparado para recibir al espermatozoide y poder ser fecundado en la trompa», aclara Corazón Hernández, ginecóloga del Hospital Fundación Jiménez Díaz y secretaria de la Sociedad Española de Ginecología (SEGO). 

Cuándo y cómo tiene lugar la ovulación 

«Ni es igual en todas las mujeres ni es igual en todos los ciclos», afirma la ginecóloga. Técnicamente, si una mujer tiene ciclos regulares de 28 días, la ovulación se produce entre 13 y 15 días después de la última menstruación. Si bien Hernández incluso amplía esa posibilidad, del día 12 al 18 del ciclo. Además, aquí entra otro factor a tener en cuenta, ya que hay mujeres que tienen ciclos que no son ovulatorios. «Pero lo normal es que si los ciclos de una mujer rondan entre los 25 y los 45 días, tenga ovulaciones. En un día u otro del ciclo, pero que las tenga», precisa la doctora. 

De esta forma, la fase ovulatoria del ciclo comienza con aumento en la concentración de la hormona luteinizante (LH). Esta estimula el folículo dominante, que se aproxima a la superficie del ovario para romperse y liberar el óvulo. Esta fase suele durar entre 16 y 32 horas y acaba con la liberación del óvulo, unas 10 o 12 horas después del aumento de la hormona luteinizante. Si bien el óvulo puede fertilizarse hasta un máximo de 12 horas después de su liberación.

Como los espermatozoides sobreviven de tres a cinco días en el aparato reproductor femenino, el óvulo puede ser fecundado incluso si los espermatozoides entran antes de que el óvulo sea liberado. Así, en cada ciclo hay una ventana fértil de 6 días en los que puede llegar a ocurrir un embarazo: cinco días antes de la ovulación y un día después de esta (aunque este número puede variar de una mujer a otra).

¿Puede no haber menstruación y existir ovulación?

«Es raro. Puede ser más frecuente que tengas menstruación y que hayas tenido un ciclo disovulatorio, es decir, que no existieran niveles de hormonas suficientes como para producir una ovulación correcta, que al contrario», responde Hernández. 

Por lo tanto, es más frecuente que exista regla y no exista ovulación en el ciclo, que al revés. Además, el hecho de no tener menstruación «se relaciona muy frecuentemente en mujeres jóvenes con que el pico ovulatorio no ha sido correcto y, por lo tanto, falta la hormona de la segunda parte del ciclo que es la progesterona». Si no hay ovulación, no hay progesterona y si no hay progesterona, no hay regla.

Cómo saber si se está ovulando

«Hay signos indirectos que nos pueden indicar que una mujer está ovulando. Por ejemplo, el cambio del moco cervical. El moco del flujo, cuando la ovulación está cerca, es muy transparente y como un hilito transparente. Eso es un signo que notan mucho las mujeres», explica la ginecóloga. 

Otro signo, aunque menos específico, podría ser el dolor en las mamas. «Es frecuente, aunque no todas las mujeres lo tienen, cuando se está cerca de la ovulación. Pero también tienen muchas mujeres tensión mamaria cuando se acerca la regla. Es decir, la tensión mamaria es efecto de las hormonas de la segunda parte del ciclo, por lo tanto, puede ser que empiece a notar tensión mamaria cuando vaya a ovular y esta no se vaya hasta el momento de la ovulación. Es un síntoma muy inespecífico», considera Hernández. 

Existen mujeres que también sufren pinchazos o malestar en la zona baja del vientre al producirse la rotura del folículo ovárico.

Cómo funciona un test de ovulación 

A estos dos síntomas que la mujer puede notar en su propio cuerpo, este aumento de la hormona luteinizante (LH) también se hace presente en la orina de esos días, por lo que si una mujer compra un test de ovulación en farmacias o parafarmacias, sabrá si está ovulando o no. La elevación de esta hormona le da una señal al ovario para que libere el óvulo.

«Lo suelen hacer las mujeres en los días que más frecuentemente se produce la ovulación, a partir del día 12 del ciclo hasta el 18. Pero hay mujeres que ovulan antes del 12 y mujeres que ovulan después del 18. Por lo tanto, si quieren tener una buena identificación, se podrían estar haciendo test de ovulación todos los días porque seguro que alguna va a detectar que, por ejemplo, ovula en el día ocho del ciclo», subraya la ginecóloga. 

Como desventaja a este tipo de prueba la doctora considera que, aunque tienen su validez, «son tan sensibles que cuando empieza a cambiar la hormona que desencadena la ovulación (LH), el test es positivo y la ovulación aún se producirá unos días más tarde. No son matemáticos. No es que me de positivo y ovule hoy, sino que me da positivo hoy y probablemente me va a seguir dando positivo los siguientes días porque lo que está detectando es un cambio en mis hormonas, no un pico en un momento determinado». 

La eficacia de otros métodos: ¿la temperatura basal es fiable?

Durante la ovulación, la temperatura corporal en reposo (más conocida como temperatura basal) aumenta de forma leve. Así, usando un termómetro específicamente diseñado para medir este tipo de temperatura, la mujer podría tomarse la temperatura cada mañana antes de salir de la cama, registrar los resultados y buscar un patrón. Cuando se produce una elevación de 0.2 a 0.5 °C, son los días en los que se produce la ovulación. Se deben al aumento de la progesterona tras la liberación del óvulo.

Sin embargo, Hernández opina que este método no es del todo fiable: «Es verdad que hay un cambio de temperatura cuando se acerca la ovulación o en el momento justo de esta, pero es tan sutil que a lo mejor le cambia la temperatura por otras circunstancias. No tiene ninguna evidencia». 

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez Lorenzo

De Noia, A Coruña (1997). Graduada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, me especialicé en nuevas narrativas en el MPXA. Después de trabajar en la edición local de La Voz de Galicia en Santiago, me embarco en esta nueva aventura para escribir sobre nuestro bien más preciado: la salud.

De Noia, A Coruña (1997). Graduada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, me especialicé en nuevas narrativas en el MPXA. Después de trabajar en la edición local de La Voz de Galicia en Santiago, me embarco en esta nueva aventura para escribir sobre nuestro bien más preciado: la salud.



function hideSticky(){ var element_to_hide; if (mediaQueryMobile.matches) element_to_hide = document.getElementById('2PUB_CABECEROad-megaMobile-id'); else element_to_hide = document.getElementById('ad-FaldonSuperiorDesktop') if (element_to_hide !== null) element_to_hide.parentNode.removeChild(element_to_hide); } var wdgt_outbrain = document.querySelector(".OUTBRAIN"); var outbrain_options = { root: null, rootMargin: "0px", threshold: 0 }; var outbrain_io = new IntersectionObserver(function(entries) { if (entries[0].isIntersecting) { outbrainwdgt(); hideSticky(); outbrain_io.unobserve(wdgt_outbrain); } }, outbrain_options); outbrain_io.observe(wdgt_outbrain);