Un estilo para todos

La Real Academia acaba de publicar un libro que ayuda a escribir con claridad

El libro de estilo contribuye a la unidad y calidad de una obra colectiva como el periódico
El libro de estilo contribuye a la unidad y calidad de una obra colectiva como el periódico

La Voz tiene un libro de estilo, al igual que muchos otros periódicos grandes. Incluso un medio de comunicación como Radio Televisión Española (RTVE) tiene el suyo, que se titula Manual de estilo de TVE. Al teclear estas palabras («libro de estilo») en el buscador de Google, una de las primeras entradas es, por supuesto, la del de la Real Academia Española, de reciente publicación, pero también la del de Iberdrola, y no es esta la única empresa no de comunicación que tiene una publicación semejante. Incluso la Unión Europea (UE) tiene el suyo.

Lo que estos libros pretenden es servir de herramienta para usar correctamente el lenguaje, para solucionar con agilidad las dudas que asaltan al escritor en plena tarea, para ayudarle a solventarlas sin distraerlo del fin primordial de lo que está haciendo (que es el contenido que quiere trasladar al lector). Es la única finalidad declarada del mencionado de RTVE. También el de Iberdrola es «una herramienta de consulta que recoge las principales reglas y recomendaciones ortográficas, tipográficas y de estilo, introducidas por la Real Academia de la Lengua Española (RAE), para la redacción de los textos y documentos elaborados por los profesionales del grupo Iberdrola», pero además «incluye consejos para redactar y argumentar, ideas sobre el estilo». El de La Voz es más ambicioso: quiere evitar la «dispersión de criterios» de cada uno de los profesionales que a diario elaboran el periódico y de este modo preservar la «personalidad» del medio, y a ello dedica varias páginas con recomendaciones sobre el uso de los elementos informativos distintos del texto (titulares, sumarios, pies de foto, gráficos…).

Dice el prólogo del de Iberdrola que «atiende preferentemente a los aspectos que suelen ocasionar más duda», y es que los libros de estilo están muy cerca de los diccionarios de dudas. Como estos, suelen incluir, si no son básicamente esto, una lista de entradas ordenadas alfabéticamente con aclaraciones sobre los usos correctos e incorrectos. Pero también los hay que se organizan en apartados dedicados al uso de los signos de puntuación, de las mayúsculas, del acento, de las siglas y abreviaturas, de los números, de los prefijos, de los topónimos, de las construcciones gramaticales y de la tipografía. Y otros, como el de La Voz, mezclan ambas soluciones.

MANUAL DE IDENTIDAD

El libro de estilo de la UE es otra cosa: contiene las convenciones cuya aplicación «es obligatoria para quienes intervengan en la elaboración de cualquier tipo de documento (impreso o electrónico) de las instituciones, órganos y organismos descentralizados de la UE». No es tanto un manual de corrección léxico-gramatical cuanto una fórmula para disponer y presentar la información de forma ordenada y común a todas las lenguas (24) de la institución y dotar a los documentos de un aspecto externo que los haga fácilmente reconocibles. Un vistazo al índice da una idea de la cantidad de normas que recoge, incluidos, por ejemplo, la «composición de un acto jurídico» (es decir, las partes en que debe organizarse un texto de este tipo) o «el orden protocolario» que se debe seguir al citar los Estados miembros. Pero también da indicaciones tipográficas y regula el uso de la «Iconografía institucional». Esto lo acerca a los manuales de identidad corporativa de las empresas, que recogen la forma de usar los logos y colores con los que tratan de hacerse fácil (y fiablemente) reconocibles.

El contenido del manual académico

El Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica no es un libro de estilo de la RAE, dicho literalmente, sino un manual para todos. Está dividido en siete partes, la primera de las cuales se dedica a «Cuestiones gramaticales»: el género, el número, diminutivos y superlativos, conjugación, uso de algunas preposiciones, pronombres, concordancia… Es un resumen muy conciso de normas gramaticales elementales en el que no hay lugar para detalles y excepciones. En segundo lugar incluye las «Cuestiones ortográficas», también de forma básica: uso de algunas letras y secuencias de consonantes, separaciones de palabras, la tilde, signos de puntuación… Para hacernos una idea sobre cómo podríamos aprovechar este libro, baste comparar el espacio que, en este capítulo, dedica a la coma, unas cuatro páginas, con las casi 50 que ocupa este signo en la Ortografía. Sigue esta parte con la escritura de los prefijos, el empleo de mayúsculas, cómo emplear siglas y abreviaturas o cómo escribir expresiones que contengan números.

La posibilidad de combinar distintos tipos de letras, de diferentes tamaños y clases (negritas, cursivas, versalitas…) en cualquier procesador o editor de textos moderno abre un mundo de posibilidades que puede convertir nuestro trabajo académico en un confuso colaje difícil de leer. Poner una palabra en cursiva o resaltarla con negrita, escribirla con mayúscula inicial o toda ella en versales, utilizar colores... son herramientas que están para emplearlas, pero que deben usarse con moderación y coherencia. Moderación es lo que sugiere este libro en casos como el siguiente: si antes se escribía el nombre propio de las mascotas o de los barcos con cursiva, se recomienda ahora no hacerlo, porque la mayúscula inicial ya sirve de resalte. Y coherencia significa que usemos el mismo criterio para todos los casos. A todo eso ayuda el capítulo «Cuestiones de ortotipografía», y también a tratar de manera adecuada textos auxiliares como las notas a pie de página, las citas bibliográficas, los encabezados de página, las alineaciones de párrafo, las tablas, gráficos e ilustraciones…

UN MANUAL «SUI GENERIS»

El apartado «Pronunciación y elocución» es reflejo de la ambición de este libro, que no se limita a la letra y nos recuerda que pronunciar leztura, ha cantao o dijno es rechazable en la lengua cuidada, además de recomendarnos qué pausas hacer y cómo entonar.

Sigue un apartado dedicado a la «Escritura y comunicación digital», sobre todo a la de las redes sociales, que no aspira a perdurar en el tiempo, como en un libro, sino que por definición es inmediata y por tanto es fácil que en ella se deslicen erratas. Aun así, un poco de cuidado nos librará de quedar como indocumentados.

El Libro de estilo de la RAE dedica una parte a explicar cómo aprovechar el Diccionario de la lengua española (DLE), que no se reduce a un repertorio de léxico con sus correspondientes significados, sino que complementa cada entrada con abundante información gramatical y de uso que procede tener en cuenta cuando, al escribir, recurrimos a léxico que no forma parte de nuestra competencia habitual.

Y finaliza con un «Glosario» que solventa algunas dudas que surgen al escribir: ¿se pueden juntar preposiciones como a por?, ¿se puede usar crupier, o es mejor croupier?, ¿el femenino de líder es lideresa, les gustaría a nuestras últimas vicepresidentas que las llamáramos así?, ¿por qué el corrector me marca revindicó?, ¿si troll no aparece en el diccionario, puedo usar esta palabra o cómo lo digo? Este glosario, muy similar a los libros de estilo de los medios informativos escritos y que supone aproximadamente la cuarta parte del libro, cierra el libro antes de los habituales apéndices con las conjugaciones, numerales, abreviaturas y símbolos.

Es un libro muy conciso en el que se echa de menos un índice más prolijo (como el de la Ortografía, por ejemplo) o uno de materias que faciliten la consulta sin tener que efectuar varias búsquedas en una herramienta que se supone que tiene que facilitar las respuestas con rapidez.

Para saber más 

1. El «Libro de estilo de la lengua española» no está disponible para su consulta en línea, pero la Real Academia Española ofrece otros recursos de libre uso para escribir con corrección. Desde http://www.rae.es/ podrás acceder al Diccionario, a la Ortografía, al diccionario de dudas, al histórico (aún en preparación), a diversos corpus lingüísticos…

2. El que sí puedes consultar en línea es el de La Voz: https://bit.ly/2VP3442

3. Si quieres saber qué es la ortotipografía, tienes una brevísima explicación en: https://bit.ly/2FsVIi3

4. La Universidad de Valencia publicó un libro de Milagros Aleza, «Signos ortográficos, ortotipografía y normas», que incluye un apartado dedicado a las convenciones para usar correctamente los recursos tipográficos (ortotipografía). Puedes consultarlo en: https://www.uv.es/normas/2011/materiales/Signos_2011.pdf

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un estilo para todos