Veinte años de lo más natural

Hay fenómenos naturales que permiten medir el paso del tiempo

Como los seres humanos, los árboles cuentan su vida por años, y la van registrando en anillos de crecimiento
Como los seres humanos, los árboles cuentan su vida por años, y la van registrando en anillos de crecimiento

Voz Natura cumple veinte años. Pero como en el tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera ese período de tiempo se compara con la vida, que es un soplo, los cantantes de Volver terminan concluyendo que veinte años no es nada. Por ello, y para ser un poco más científicos, digamos que estos últimos veinte años han sido realmente 7.305 días naturales. Eso significa que han tenido lugar otros tantos ortos y ocasos del sol, de la luna y de todas las estrellas del firmamento, marcando un día a día en el cual han sucedido multitud de cosas en nuestro mundo natural. Todas esas realidades fueron estímulo de curiosidad, generando miradas nuevas al entorno, en estudiantes y docentes de los más de trescientos centros de toda Galicia que participan en Voz Natura, y dando lugar a unos cuatro mil proyectos para conocerlo y mejorarlo. Todo ello buscando la auténtica educación científica: dotar a la persona de las ideas y capacidades que le permitan vivir en equilibrio con su entorno.

«Nada va más deprisa que los años», escribió con naturalidad Ovidio (43 antes de Cristo-17 después de C.) en plan poeta, quizás consciente de que la culpa de ello la tengan quienes decidieron que midamos en esas unidades la longitud de nuestra vida, que es, al fin y a la postre, lo que más nos interesa. Porque, como ya he sugerido, las cosas podrían no ser así, y quienes prefieran devaluar la moneda con que miden su existencia pueden celebrar, por ejemplo, sus diez mil días (con 27 años) o sus mil millones de segundos (con 31). La gente más joven festejará, por ejemplo, la llegada de la adolescencia a las 100.000 horas, que se cumplen pasados los 11 años, y otros pasarán la meta volante de la plena madurez con las 500.000, que vienen tras los 57. Podría ser la solución para un conflicto entre coquetería y sinceridad. Los números grandes, aunque sean naturales, despistan más que abruman, y no es difícil conseguirlos utilizando unidades pequeñas.

Pero el caso es que la vida humana se cuenta por años, unidad que no resultaría cómoda para muchos otros animales. Empezando por las bacterias, que tienen una vida media de 15 minutos, o los insectos en general. El colmo se da en algunos efemerópteros, que aunque pueden pasar hasta más de 2 años como ninfas viviendo en el fondo de un lago, su vida como adultos de alas transparentes no llega a una hora, que es trascendental, pues en ella han de buscar pareja, cortejar, aparearse y realizar la puesta de huevos. Deprisa, deprisa. Para los pájaros pequeños, las arañas, los lagartos, las estrellas de mar o los roedores sería más natural contar su edad por lunas, o meses, ya que difícilmente pasan de los 60. En general, y dejando aparte algunos casos de almejas, erizos de mar y esponjas con vida realmente aburrida, la mayor longevidad la tienen ballenas y tortugas, que pueden superar el siglo. Aparte de ellas, el ser humano es el de vida más larga, con una duración que incrementamos de forma poco natural, gracias a la ciencia. Entre los vegetales la cosa es muy variada. Mientras algunos frutales enanos no pasan de los 30 años, un manzano de tamaño normal puede sobrepasar los 80, pero además hay árboles que llegan a milenarios, como algunos tejos, olivos, encinas y castaños españoles.

Aunque la RAE lo defina en función de un modelo heliocéntrico del sistema solar, el año es algo que existía antes de Copérnico, y por ello hay fenómenos naturales que se repiten anualmente. Al igual que los antiguos egipcios (los inventores del año) podían contarlos por inundaciones, nosotros podríamos hacerlo en los anillos de crecimiento de los árboles o de las almejas. Gracias a esos fenómenos, el año tendría un significado para quienes no pueden ver la Tierra girar alrededor del Sol y están, por ejemplo, en una isla desierta, sin móvil ni calendarios. Para contar el paso de los años les bastaría con anotar el número de veces que vivieron el día más largo, aquel en el que las sombras eran muy cortas; cada solsticio de verano. Mañana, con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental, brindaremos por otras veinte primaveras de Voz Natura. Y nosotros que las veamos.

 palabras con historia

En las cosas naturales no hay nada tan bien definido como aquello que está exactamente descrito.

Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon (1707-1788)

La fidelidad en el matrimonio es artificial para el hombre y natural en la mujer.

Arthur Schopenhauer (1788-1860)

Todo lo que es natural es injusto.

Henri de Montherlant (1895-1972)

Los seres dotados de inteligencia desean existir siempre, y un deseo natural no puede existir en vano.

Tomás de Aquino (1225-1274)

Mentir con elegancia es un arte. Lo natural es decir la verdad.

Oscar Wilde (1854-1900)

Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón.

Henry F. Amiel (1821-1881)

El miedo es natural en el prudente, y el vencerlo es lo valiente.

Alonso de Ercilla y Zúñiga (1533-1594)

 actividades

1. La almeja de Islandia se hizo famosa por contar entre sus individuos con el animal más longevo de la naturaleza, un ejemplar de esa especie («Arctica islandica») que vivió más de quinientos años y al que se dio nombre propio: la almeja «Ming». En los mercados de Galicia se comercializan distintas especies de almejas. Haz una descripción detallada de cada una, señalando las características diferenciales de las mismas.

2. Aristóteles fue quien quiso empezar a distinguir entre cosas naturales y artificiales. En ese sentido, la tecnología representa procedimientos artificiales que nos permiten mejorar cosas naturales. Haz una relación de técnicas de las que disponemos en la actualidad para alargar la vida humana que no podrían calificarse de naturales.

3. La «Historia natural» («Naturalis historia») de Plinio el Viejo constituyó desde el siglo I un modelo para futuras enciclopedias. Señala los hitos bibliográficos más importantes de las obras que han pretendido realizar un compendio del saber humano, desde entonces hasta la actual Wikipedia.

4. En la física aristotélica se distinguía entre movimientos naturales y forzados, incluyendo entre los primeros las caídas de los cuerpos y los movimientos celestes. Explica por qué las leyes de Newton convirtieron en artificial esa diferencia.

5. ¿Sabes por qué al gas natural se lo denomina así? Escribe un artículo que explique su composición y en función de la misma por qué su combustión contribuye al incremento de dióxido de carbono en la atmósfera.

6. En cocina y alimentación se llama «al natural» a los procedimientos con poca o ninguna elaboración. Pon ejemplos de recetas que lo demuestren.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Veinte años de lo más natural