Biden amenaza con dejar de suministrar armas ofensivas a Israel si invade Rafah

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Palestinos desplazados volviendo a Khan Younis tras la toma del paso fronterizo de Rafah por parte de Israel
Palestinos desplazados volviendo a Khan Younis tras la toma del paso fronterizo de Rafah por parte de Israel MOHAMMED SABER | EFE

El mandatario estadounidense reconoce que sus envíos se han utilizado para matar civiles en la Franja de Gaza.  Tel Aviv se declara «muy decepcionado» con la medida

09 may 2024 . Actualizado a las 11:22 h.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha afirmado por primera vez que dejará de enviar armamento a Israel en caso de que inicie una incursión a gran escala en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, donde se refugian más de 1,4 millones de palestinos desplazados, al considerar que podría utilizarse para matar a civiles.

Durante una intervención esta madrugada de miércoles, Biden sostuvo que ha «dejado claro que si [las tropas] entran en Rafah», no les proporcionará las armas que «se han utilizado históricamente para tratar con el problema» en Rafah, como armas y proyectiles de artillería en su lucha contra el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

«Han muerto civiles en Gaza como consecuencia de esas bombas con las que atacan los núcleos de población», declaró, haciendo referencia a la paralización del envío de 3.500 bombas por su impacto entre la población local, en una entrevista en exclusiva en la cadena de televisión estadounidense CNN que recoge Europa Press.

Samuel Corum / POOL | EFE

En este sentido, señaló que el Ejército israelí todavía «no ha cruzado la línea roja» porque por el momento no ha «entrado» en zonas densamente pobladas, sino que se han limitado a tomar el control del paso fronterizo, si bien reconoció que esto «está causando problemas» con Egipto. Israel, por su parte, ha bombardeado Rafah de forma continua desde que comenzó la ofensiva, al igual que el resto de puntos de la Franja.

«Le he dejado claro a Bibi [apodo de Benjamín Netanyahu] y al gabinete de guerra que no obtendrán nuestros apoyo si atacan estos núcleos de población», ha relatado. Le advirtió de los riesgos de esta situación, estableciendo paralelismos con las acciones de Estados Unidos en Afganistán e Irak.

Washington continuará proporcionando armas defensivas

No obstante, el mandatario ha asegurado que, mientras que algunos envíos se interrumpirán en caso de que comience la invasión en esta zona del enclave palestino y ante la falta de un plan para los civiles, continuará proporcionando armas defensivas a Israel, incluido el sistema de defensa antiaérea.

«Continuaremos asegurándonos de que Israel esté seguro en términos de la Cúpula de Hierro -denominación de su sistema antiaéreo- y su capacidad para responder a los ataques que surgieron recientemente en Oriente Próximo (...) No vamos a desentendernos de la seguridad de Israel, pero nos estamos distanciando de la capacidad de Israel para librar la guerra en esas zonas», ha aclarado.

Estos posibles cambios en la política estadounidense llegan en el marco de la campaña por la carrera a la Casa Blanca -las elecciones se celebran en noviembre- y en un momento en el que el conflicto en Oriente Medio ha consumido el apoyo de la población durante su mandato, con manifestaciones propalestinas en los campus universitarios y con la etiqueta de «Genocide Joe» (Joe, genocida).

«Muy decepcionante»

El representante permanente de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, describió este jueves como «muy decepcionante» el anuncio formulado por Biden. «Es difícil y muy decepcionante escuchar estas declaraciones de parte de un presidente al que hemos estado agradecidos desde el inicio de la guerra», dijo Erdan en declaraciones  a la emisora pública israelí Kan.

El principal líder de la oposición, Yair Lapid, culpó a Benjamín Netanyahu por la amenaza estadounidense. «El fracaso de que esto se haya convertido en un desacuerdo público durante tiempos de guerra responde enteramente al Gobierno [de Netanyahu]», dijo hoy Lapid en declaraciones al canal local Radio 103FM.

«No debería haber llegado a eso», añadió, en referencia a una advertencia que podría afectar la capacidad de respuesta del Ejército israelí, con presencia militar no solo en Gaza sino también en la Cisjordania ocupada y en la frontera norte con el Líbano. 

Por su parte, el expresidente Donald Trump acusó al actual inquilino de la Casa Blanca de «posicionarse» junto a Hamás. «El corrupto Joe Biden, lo sepa o no, acaba de decir que retendrá armas enviadas a Israel mientras luchan para erradicar a los terroristas de Hamás en Gaza», escribió en su cuenta en la red social Truth Social, donde ha subrayado que el grupo «asesinó a miles de civiles inocentes, incluidos bebés, y aún retiene como rehenes a estadounidenses, en caso de que sigan vivos».

Borrell «La única manera de que no se tiren bombas es no tenerlas»

Ante la advertencia de Biden a Netanyahu, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, señaló que «la única manera de que no se tiren bombas es que no se tengan».

Borrell hizo estas consideraciones en declaraciones a los periodistas con motivo de su participación en un acto en Madrid por el Día de Europea junto al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. 

Albares también ha sido preguntado por los informadores si interpreta la advertencia de Biden como un paso más de presión internacional a Israel y ha señalado que él no puede hablar en nombre de otros gobiernos.

Pero sí ha reiterado la posición del Gobierno de España, que ha recordado que pasa por rechazar esa operación militar en Rafah porque hay demasiadas vidas de civiles en riesgo.

«Hay que parar esta catástrofe humanitaria», ha recalcado antes de asegurar que este será un asunto que tratará este viernes en Washington con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. Albares evitó confirma si el reconocimiento de Palestina será el día 21 pero asegura que la decisión está tomada