Raab, el halcón del «brexit», pide a Sunak que investigue las acusaciones por acoso contra él

Juan Francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

JESSICA TAYLOR | REUTERS

«Me enteré de que se habían presentado dos quejas, pedí al primer ministro que estableciera una investigación independiente y, por supuesto, colaboraré con ella», afirmó hoy el ministro de Justicia en la Cámara de los Comunes

16 nov 2022 . Actualizado a las 20:57 h.

A Rishi Sunak sus colaboradores no paran de causarle de dolores de cabeza, pero no por su desempeño actual, sino por lo que hicieron en el pasado. Una semana después aceptar la renuncia del secretario de Educación, Gavin Williamson, señalado por presuntos malos tratos, el primer ministro británico le ha abierto una investigación a su segundo de a bordo y también ministro de Justicia, Dominic Raab, también por unas acusaciones de acoso.

La averiguación la pidió el propio Raab, quien en los últimos días ha visto cómo la prensa londinense publicaba unas denuncias de dos funcionarios que aseguraban haber sido víctimas de actos intimidatorios por parte de Raab. Los hechos habrían ocurrido cuando era ministro de Exteriores y luego de Justicia, por primera vez, en el Gobierno de Boris Johnson.

«Estoy seguro de que me he comportado de forma profesional en todo momento. Pero inmediatamente me enteré de que se habían presentado dos quejas, pedí al primer ministro que estableciera una investigación independiente y, por supuesto, colaboraré con ella», afirmó hoy Raab en la Cámara de los Comunes, donde reemplazó a Sunak, quien está en la cumbre del G20 en Indonesia.

La oposición no desaprovechó el caso para fustigar al Gobierno. «Él (Raab) pidió la investigación, porque el primer ministro es muy débil para ordenarla», espetó la vicesecretaria general laborista, Angela Rayner. «Su comportamiento (en referencia a Raab) ha sido descrito como agresivo y controlador, algunos funcionarios de bajo rango tienen miedo incluso de ir a su oficina», recordó la diputada, quien remató diciendo: «¿Por qué sigue en su puesto aún?».

Rayner dejó entrever que la averiguación no es más que un farol. ¿La razón? Sunak, como Liz Truss antes, no ha nombrado ningún asesor en materia de asuntos éticos y hasta ahora Downing Street no ha dicho quién investigará los alegatos contra Raab. El portavoz del Gobierno solo ha asegurado que será una persona «independiente» que será designada próximamente.

Calmando a Washington

Paralelamente desde Indonesia Sunak aprovechó su primer cara a cara con el presidente de EE.UU., Joe Biden, para despejar las dudas que hay en Washington en relación con el brexit e Irlanda del Norte. El premier le aseguró que a más tardar el año que viene —cuando se cumplen 25 años de los acuerdos de paz de Viernes Santo— Londres y Bruselas habrán resuelto la disputa sobre el Protocolo para el territorio.