Macri retoma el control de su coalición de cara a las presidenciales del 2023

El expresidente argentino se posiciona ante líderes como el alcalde bonaerense


bogotá / e. la voz

Mauricio Macri vuelve a la palestra. El expresidente argentino, «desaparecido» durante meses, después de dejar el cargo en diciembre del 2019, ya dio indicios a finales del año pasado de querer volver al ruedo político, y lo ha confirmado con la creación de una fundación que lleva su nombre. La institución tiene como bases el desarrollo de «actividades y programas con impacto social y político para mejorar la calidad de vida de las personas y generar las condiciones para que cada persona tenga el poder y libertad de transformar su realidad», asegura un comunicado difundido por el propio Macri.

Buena parte de los analistas argentinos, en cualquier caso, ven el movimiento como una estrategia para erigirse en el líder de la oposición ante las legislativas de este año. De hecho, la fundación ni siquiera había sido registrada formalmente cuando fue presentada en enero, según una investigación del diario Página 12.

El expresidente no se postulará, sin embargo, para entrar en el Parlamento. «No creo que Macri sea candidato a diputado porque no le gusta el Congreso», opina el consultor Jaime Durán Barba, un cercano exasesor del político argentino. De forma similar se han expresado otras personas afines al exmandatario.

Macri sí se implicará, en cualquier caso, en la elaboración de las listas de la alianza Juntos por el Cambio, que será probablemente sometida a primarias, aunque desde algunos sectores políticos, tanto oficialistas como opositores, se ha pedido su suspensión este año. Participar en la selección de candidatos le dará al expresidente una gran influencia política. Es algo que necesita si quiere volver a postular como presidente en el 2023.

Macri no tiene el control total de la alianza. Un sector de Juntos por el Cambio podría querer jubilar al exmandatario, según apuntan algunas declaraciones veladas recientes.

Posibles rivales

Otros hacen sus movimientos para disputar el liderazgo. Uno de los posibles postulantes es Horacio Rodríguez Larreta, actual alcalde de Buenos Aires. El político, que consiguió su reelección en el 2019, estaría comenzando a forjar su proyecto presidencial, aunque los analistas también creen que podría mantener un perfil bajo en la selección de candidatos de cara a las elecciones legislativas. Pero no sería Larreta el único en aspirar al poder. Varios sectores de la alianza también reclaman espacio.

El expresidente no ha confirmado en ningún momento su postulación de cara a la próxima cita presidencial. «En el 2023 vamos a volver al poder en la Argentina», dijo el pasado octubre al portal Infobae en una de sus primeras apariciones públicas tras dejar el cargo, pero sin certificar su candidatura.

Más tarde, el 31 de diciembre, dio una suerte de mensaje de fin de año, difundido ampliamente a través de las redes sociales, en el que criticaba duramente a un Gobierno, el de Alberto Fernández, que considera «sin rumbo», apuntando especialmente contra el establecimiento de «una de las cuarentenas más largas y destructivas del mundo».

«Terminamos el año con casi el 50 % de pobreza, millones de nuevos desempleados y la inflación en ascenso. Triste, pero se perdieron todos los esfuerzos que hicieron los argentinos en el 2018 y el 2019», señaló Macri, que perdió las elecciones en medio de una crisis económica iniciada durante su Gobierno.

Parte importante de Juntos por el Cambio sí apuesta decididamente por Macri. Alaban que dejó la silla presidencial con un 40 % de popularidad y destacan que es el único presidente civil no peronista en completar mandato desde hace 92 años. Sus detractores dudan precisamente que el exlíder argentino pueda ampliar esa popularidad hasta el 50 % necesario para gobernar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Macri retoma el control de su coalición de cara a las presidenciales del 2023