Hace unos años, los politólogos hablaban de la «excepción ibérica»: el hecho de que España y Portugal eran, prácticamente, los dos únicos países europeos sin una representación política de la extrema derecha. De ahí se pasó a la «excepción portuguesa». Hace dos años, la excepción desapareció del todo con la entrada en el Parlamento de Lisboa del partido Chega! («¡Basta!»). Ahora, su líder, André Ventura, ha logrado pasar del uno por ciento que obtuvo entonces a casi un 12 por ciento en las presidenciales del domingo, que ha ganado con contundencia Marcelo Rebelo de Sousa, del Partido Socialdemócrata (PSD).

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El fenómeno «Chega!»