El MI5 ya había vigilado en el 2019 al detenido por las tres muertes de Reading

Juan Francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

La policia custodia el acceso al parque de Reading donde se produjeron los apuñalamientos
La policia custodia el acceso al parque de Reading donde se produjeron los apuñalamientos ANDY RAIN

Tras registrar su piso, la policía califica los apuñalamientos como «ataque terrorista»

22 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Reino Unido vivió un fin de semana sangriento. En solo unas horas, el país registró la muerte de cinco personas en dos episodios violentos ocurridos en Reading y Mánchester. Las primeras tres víctimas las dejó el que parece ser el tercer atentado terrorista que sufre el país en poco más de seis meses, mientras que las otras dos fallecieron en un presunto enfrentamiento entre pandillas callejeras.

El ataque terrorista ocurrió en el pueblo de Reading, a 64 kilómetros al oeste de Londres. El sábado, a las siete de la tarde (ocho de la tarde en España), un hombre, de 25 años de edad y que luego fue identificado como Khairi Saadallah, se presentó en el parque Forbury Gardens con un cuchillo y dispuesto a apuñalar a todo el que se cruzara en su camino.

«Acuchilló a tres personas en el cuello y debajo de los brazos. Y cuando acabó con ellos, comenzó a perseguirnos a mis amigos y a mí. Yo grité: ‘¡Corran!’ […] Al principio, pensé que era una riña», relató Lawrence Wort, de 20 años de edad, al diario The Independent. «Cuando se dio cuenta de que no nos alcanzaba, se giró y comenzó a buscar a otras personas y allí hirió a otra. Sin embargo, en ese momento la gente ya había comenzado a correr y él hizo lo mismo», añadió Wort.