Más malas noticias para Irán, en lo que empieza a ser una cadena de desastres para el régimen. Después de que Estados Unidos eliminase la semana pasada a su general estrella Qasem Soleimani en un atentado en Bagdad; después de que incluso muriesen más de medio centenar de personas aplastadas en su funeral -muchas más que en el propio atentado que le costó la vida al general-; y después de que Teherán haya tenido que reconocer implícitamente que no está en condiciones de cumplir sus amenazas de venganza contra los norteamericanos, empieza a parecer casi seguro que además fue la defensa antiaérea iraní la que derribó el avión de pasajeros ucraniano que se estrelló cerca de la capital el miércoles pasado, causando la muerte de sus 176 ocupantes, 147 de los cuales eran iraníes con doble nacionalidad. Puede ser que los radares hayan confundido el avión con un caza o un misil norteamericano.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La venganza se vuelve contra Teherán