El caso de Emanuel Macron demuestra algo importante sobre el populismo y el marketing político: sirve para ganar elecciones, pero no para gobernar países. De hecho, esa política de la imagen, ese culto al producto

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL FIN DE SEMANA
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel el fin de semana, accede todos los días a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP


¿Por qué ha fracasado Macron?