La exigencia de justicia domina la marcha en recuerdo por los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Miles de personas participaron en la manifestación celebrada en México el día que se cumplen 5 años de la desaparición de estos jóvenes

Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en México
Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en México

Redacción / Efe

La exigencia de justicia y la solidaridad marcaron el andar de los familiares de los 43 jóvenes de Ayotzinapa y miles de simpatizantes en la marcha que este jueves conmemoró cinco años de su desaparición, en un caso paradigmático que el actual Gobierno de México ha ofrecido resolver.

La marcha convocó a unas 10.000 personas en el Ángel de la Independencia, en la céntrica avenida Reforma, para avanzar hasta la plaza capitalina del Zócalo en lo que ha sido la movilización número 59 desde que el 26 de septiembre del 2014 la desaparición de los estudiantes de magisterio conmocionase a México.

«Para nosotros la responsabilidad es del Estado, es un crimen de Estado y este no tiene término. Vamos a llegar hasta donde se encuentren los responsables», dijo Felipe de la Cruz, padre y portavoz de todos ellos, durante un mitin en el antimonumento a los 43 de las avenidas Reforma y Bucareli.

La madre de uno de los desaparecidos, Carmen Cruz, dijo que la administración del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) «no quiso investigar para encontrar a los estudiantes y hemos llegado hasta este momento».

Añadió que el nuevo gobierno, del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha mostrado mejor disposición aunque «hasta ahora solo han sido palabras porque no ha caminado el caso, pero seguiremos en este camino de sufrimiento».

Decenas de colectivos y de organizaciones se sumaron a la marcha encabezada por los familiares de los estudiantes, seguidos por alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, el alma mater de los 43 desaparecidos. «¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!», «¡El 26 de septiembre no se olvida!» y «¡Castigos los responsables!», fueron las expresiones y exigencias durante la movilización a lo largo de las calles de la capital mexicana.

A la par de la marcha por el quinto aniversario, que se vio afectada por actos de violencia de varios grupos de personas encubiertas que realizaron pintadas y actos violentos contra inmuebles y negocios, al romper algunos cristales, se celebraron diversos actos conmemorativos, principalmente en la capital mexicana.

En un hecho sin precedente, la Cámara de Diputados permitió que los padres hablaran desde la tribuna legislativa, desde la cual Hilda Hernández Rivera, madre de uno de los estudiantes desaparecidos, exigió a la Fiscalía General de la República (FGR) un «mayor dinamismo en las indagatorias» y acciones legales contra los funcionarios que las obstaculizaron en el pasado, y una mayor colaboración a la Secretaría (ministerio) de Defensa Nacional (Sedena) para aportar información que puedan tener los militares.

La madre relató la pesadilla vivida durante los últimos 5 años y lo que calificó como desfachatez de la administración de Peña Nieto al ocultar y manipular la verdad jugando con su sufrimiento. «México no es el mismo desde ese 26 de septiembre de 2014, la herida y el dolor ahí está como el primer día», denunció.

Además, en el barrio de Tlatelolco alumnos de la preparatoria popular «Mártires de Tlatelolco» volaron cometas en compañía de padres de los estudiantes retomando la acción de memoria y búsqueda realizada hace algunos años por el recién fallecido artista plástico Francisco Toledo.

En Acapulco, en el estado sureño de Guerrero, la madrugada de este jueves se colocó en la costera, la principal vía para los turistas, un antimonumento en memoria de los 43 jóvenes de Ayotzinapa.

El presidente López Obrador aseguró que encontrar a los jóvenes, conocer la verdad y que haya justicia son prioridades de su gobierno. «No pierdo las esperanzas, estoy optimista, creo que vamos a darles buenas noticias a los familiares», declaró en su habitual conferencia en Ciudad de México.

«Creo que vamos a lograr llegar a la verdad, porque, insisto, si no hay protección, si no hay complicidad, si no hay contubernio de las autoridades con quienes participaron en estos hechos, se tiene que saber», apuntó el mandatario.

El subsecretario de derechos humanos, población y migración de la Secretaría (ministerio) de Gobernación, Alejandro Encinas, aceptó que la de los estudiantes «es una desaparición forzada cometida por agentes del Estado mexicano».

Encinas explicó que se creó un comité científico que analizó 80 millones de llamadas telefónicas relacionadas con el caso, lo que se ha permitido determinar que «que ninguno de los jóvenes desaparecidos salió del estado y ninguno tuvo contacto con grupos criminales. La única verdad es que no hay hasta ahora verdad alguna», apuntó.

En el marco de la reactivada investigación sobre la desaparición de los 43 alumnos de Ayotzinapa, la FGR anunció que la próxima semana comenzará a llamar a las personas que entonces tenían un cargo público y relación con el caso.

«Este relanzamiento de la investigación va a tocar y va a traer a todas las personas que forman parte de los ámbitos municipal, estatal y federal», dijo el fiscal especial del caso Ayotzinapa, Omar Gómez.

El fiscal señaló que se están retomando todas las líneas de investigación contenidas en los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que desmontó la «verdad histórica».

De acuerdo con la versión oficial, los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron detenidos por policías municipales de Iguala, Guerrero, y entregados a miembros del cartel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron sus cuerpos en un vertedero de basura. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La exigencia de justicia domina la marcha en recuerdo por los 43 estudiantes de Ayotzinapa