Venezuela padece una crisis únicamente equiparable a la de una nación en guerra

Su PIB cae a la mitad en cinco años y la inflación es la más alta y prolongada de la historia

Enfermos renales aguardan en el exterior del centro de diálisis de Maracaibo a que se recupere el suministro eléctrico
Enfermos renales aguardan en el exterior del centro de diálisis de Maracaibo a que se recupere el suministro eléctrico

Redacción / La Voz

La voz de alarma la dio Kenneth Rogoff, profesor de Economía en Harvard y antiguo economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI). «Es realmente difícil pensar en una tragedia humana de esta escala al margen de una guerra civil. Esto será, durante las próximas décadas, un paradigma de las políticas desastrosas», declaró el experto a The New York Times sobre la situación de una Venezuela desolada tras la estancia de Hugo Chávez y Nicolás Maduro en el palacio de Miraflores.

 la caída de un gigante

Las mayores reservas de petróleo del planeta. El país que atesora las mayores reservas de petróleo del mundo -y que un día fue el más rico de Sudamérica- se encuentra en la ruina absoluta y los economistas del FMI subrayan que para encontrar casos similares de pobreza y devastación hay que remontarse a las guerras civiles de Libia y el Líbano en los años setenta del pasado siglo. Pero, a pesar del régimen autoritario impuesto por Nicolás Maduro, Venezuela no está en guerra. Su economía se ha desplomado por la pésima gestión del chavismo, unos niveles de corrupción con escasos precedentes, la galopante inflación y, como puntilla, las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

 los buenos tiempos

Éxito económico en el período democrático. Tomás Páez, sociólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), es el coordinador del Proyecto global de la diáspora venezolana. Páez señala a La Voz que «durante la segunda mitad del siglo XX, en particular desde 1950 hasta principios de los ochenta, es decir, durante buena parte del período democrático, el ingreso per cápita de Venezuela era superior al de España, Grecia y Portugal, y al de los demás países latinoamericanos; también registraba escasos niveles de inflación y tenía una moneda, el bolívar, muy fuerte y con enorme capacidad de compra».

 llega el chavismo

La inflación más elevada y prolongada de la historia. El período democrático dio paso, como recalca el profesor de la UCV, «al modelo ‘socialista del siglo XXI’, tal y como fue bautizado por sus creadores». Tomás Páez incide en que, durante las dos primeras décadas del chavismo, los ingresos que obtuvo el país por la exportación de sus valiosísimas materias primas fueron «los mayores que ha conocido la historia de Venezuela; seis veces los que percibió el país durante los 40 años de democracia». Las consecuencias de las políticas aplicadas por el chavismo se pueden resumir, según el profesor Páez, en «16 meses continuos de hiperinflación, la más alta y prolongada en el mundo». Según las cifras reveladas este miércoles por el Banco Central de Venezuela (BCV), la inflación media entre abril del 2018 y abril del 2019 se elevó hasta un inimaginable 282.973 %.

 EL PIB SE desploma

Caída del 47 % entre el 2013 y el 2018. El BCV también ha publicado las estadísticas sobre el PIB y la balanza de pagos. Los datos confirman que la riqueza del país cayó un 47,7 % entre el 2013 y el 2018. Este quinquenio, recalca el doctor Páez, ha registrado una caída imparable del PIB. «Esto se traduce en la desaparición del tejido empresarial (industrias, comercios, servicios y empresas agrícolas). Se calcula que ha desaparecido más del 60 % del parque empresarial», relata el experto. 

ni el petróleo se salva

Dos tercios menos de producción. El petróleo siempre ha sido el salvavidas de Venezuela, que acumula las mayores reservas conocidas del planeta. Pero ni eso ha podido sobrevivir al paso de Chávez y Maduro por la presidencia de la República. «La actividad petrolera, la responsable de generar el 96 % de las divisas de Venezuela, pasó de producir 3.400.000 barriles en 1998 a cerca de un millón de barriles en el 2019, lo que supone una caída de más de dos tercios de la producción», destaca el profesor de la UCV. «Las reservas internacionales se encuentran en situación crítica. La opacidad de la información impide conocer con exactitud el nivel real de las mismas», concluye el sociólogo.

 la diáspora

La Venezuela que acogía a la inmigración ahora es un país de emigrantes . Tomás Páez dirige el proyecto global que estudia la diáspora venezolana. Así explica la involución de una nación que un día fue de acogida: «Ahora mismo hay cuatro millones y medio de venezolanos fuera de nuestras fronteras. Por primera vez en su historia, Venezuela ha pasado de ser un país de inmigrantes a un país de emigrantes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Venezuela padece una crisis únicamente equiparable a la de una nación en guerra