Theresa May dimite y abre la carrera por la sucesión en Downing Street

La primera ministra británica,  que rompió a llorar al final de su discurso, dijo que «siempre lamentará profundamente» no haber podido ejecutar el «brexit»

;
Theresa May anuncia su dimisión «Es lo mejor para el país que otro primer ministro lidere este esfuerzo»

Redacción

La primera ministra británica, Theresa May, anunció hoy que dimitirá el próximo 7 de junio, cuando empezará el proceso para elegir a su sucesor como líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno del Reino Unido. May, que permanecerá como primera ministra en funciones mientras se elige al nuevo líder «tory», dio a conocer su decisión en una declaración ante la residencia oficial de Downing Street y tras reunirse con el presidente de su grupo parlamentario, Graham Brady, para determinar su futuro político, informa Efe. «Seguiré como primera ministra hasta que se elija un nuevo líder», ha anunciado May, que abre la puerta a una carrera en la que el exministro Boris Johnson suena como favorito. 

Theresa May dijo que «siempre lamentará profundamente» no haber podido ejecutar el brexit» para salir de la Unión Europea. May, que rompió a llorar al final de su discurso, conminó a su sucesor al frente del Partido Conservador y del Gobierno a tratar de hallar un consenso en el Parlamento para lograr dejar el bloque.

May ha lamentado no haber logrado el consenso necesario en el Parlamento para sacar adelante el acuerdo del Brexit, aunque ha defendido que creía que su forma de actuar era la «adecuada». «Lamentablamente no lo he conseguido», ha declarado.

Su acuerdo ha sido rechazado ya en tres ocasiones en la Cámara de los Comunes y la gota que ha colmado el vaso ha sido su deseo de someterlo a una cuarta votación, bajo la promesa de incluir concesiones como una posible unión aduanera temporal o un segundo referéndum sobre la integración de Reino Unido en el bloque comunitario, informa Europa Press.

Reacciones

Los ministros y diputados del gobernante Partido Conservador británico elogiaron «la dignidad» de la primera ministra, Theresa May, al anunciar este viernes su dimisión el 7 de junio pero consideraron que su marcha es necesaria.

El exministro de Exteriores Boris Johnson, que dimitió del Gobierno de May y ha confirmado que aspira a sucederla, destacó «el digno discurso» de su antigua jefa y su «estoico servicio» a su formación y al país. «Es momento de cumplir lo que ella ha urgido: unirnos y realizar el brexit», declaró en Twitter.

Por su parte, el líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, señaló este viernes, que el sucesor de May «debe dejar decidir a la gente sobre el futuro del país» mediante la «inmediata» convocatoria de elecciones generales. En su cuenta de Twitter, Corbyn afirmó que May «ha aceptado ahora lo que el país lleva sabiendo meses: no puede gobernar ni tampoco liderar su dividido y desintegrado partido».

El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió este viernes al Reino Unido una «clarificación rápida» sobre el «brexit», tras conocerse el anuncio de la dimisión de May. «Es demasiado pronto para especular sobre las consecuencias de esta decisión. Los principios de la Unión Europea continuarán aplicándose con la prioridad de preservar su buen funcionamiento, lo que requiere una clarificación rápida», apuntó el mandatario en un comunicado.

La canciller alemana, Angela Merkel, recibió hoy «con respeto» hacia la primera ministra británica u decisión de dimitir e insistió en la importancia de un «brexit» ordenado. Agregó que para el Gobierno alemán siempre ha sido importante mantener una «estrecha cooperación y vinculación» con el Reino Unido y que la intención es que así siga siendo.

¿Cómo se elegirá al nuevo primer ministro y líder conservador?

Los candidatos que quieran postularse para el puesto deben contar con el apoyo de al menos dos diputados conservadores, informa Efe. Si solamente se presentara una persona a la carrera por la sucesión, esta sería automáticamente la elegida. Sin embargo, esto parece muy poco probable que ocurra con un puñado de «torys», entre ellos el influyente Boris Johnson y otros tantos ministros y exministros, que ya han adelantado que van a presentarse.

Los aspirantes que hayan conseguido sumar dos o más apoyos formarán la lista final de candidatos, hasta que esta, tras una serie de votos de los parlamentarios conservadores, se verá reducida a tan solo dos nombres.En la siguiente votación todos los miembros del partido, y no solo los diputados como hasta este momento, elegirán entre esos dos últimos pretendientes y el ganador se convertirá automáticamente en líder de los «tories» y primer ministro.

El encargado de proclamar formalmente al sucesor de Theresa May tras este proceso es el presidente del llamado Comité 1922 -el grupo parlamentario conservador-, Graham Brady. También está en sus manos definir el calendario de la contienda sucesoria, que se espera dure unas seis semanas, aunque la urgencia del «brexit» podría hacer que ese proceso se acelere.

Sea como fuere, para la convención anual de la formación, prevista para el próximo 29 de septiembre en la ciudad inglesa de Manchester, se espera que el nuevo líder ya esté en el despacho oficial del 10 de Downing Street, en Londres.

Mientras dura la carrera por la sucesión, Theresa May continuará siendo primera ministra del Reino Unido en funciones, tal y como hiciera en 2016 el ex primer ministro David Cameron, que anunció su salida de Downing Street el 24 de junio, tras conocer la victoria del «brexit», y permaneció en el cargo hasta el 13 de julio, cuando fue designada.

Theresa May, la primera ministra que quiso ser de hierro

Luís Pousa
;
Theresa May anuncia su dimisión «Es lo mejor para el país que otro primer ministro lidere este esfuerzo»

En julio del 2016 llegó a Downing Street al grito de «brexit significa brexit», pero ha sido devorada por el proceso de salida de la UE y la eterna conspiración conservadora

Theresa May (Eastbourne, 1956) quiso ser una primera ministra de hierro. Pero Margaret Thatcher solo hay una en la historia y su mandato al frente del Gobierno británico entre 1979 y 1990 ya se estudia en los manuales de política. El de May tal vez también llegue a las aulas de las universidades, pero por causas menos gloriosas que el de la genuina Dama de Hierro.

Sus compañeros en la Universidad de Oxford recuerdan que, antes del ascenso al poder de Thatcher en 1979, May manifestaba abiertamente su aspiración de ser la primera mujer en alcanzar el 10 de Downing Street. Cuando se enteró de la victoria de la líder conservadora, sus amigas de la época admiten que la joven Theresa estaba «bastante irritada» por el varapalo a sus ambiciones. Tuvo que conformarse con ser la segunda primera ministra del Reino Unido. Y también tuvo que aguardar hasta julio del 2016, cuando David Cameron fue barrido del mapa por el insospechado triunfo del sí en el referendo del brexit y Theresa May le ganó a Andrea Leadsom el pulso para sucederle en el partido y el Ejecutivo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Theresa May dimite y abre la carrera por la sucesión en Downing Street