«Nunca vimos a Al Bagdadi», afirma una francesa huida del último bastión


Con contraataques y francotiradores, los 500 a 600 yihadistas atrincherados en el área que se extiende desde el pueblo de Baghuz hasta la frontera iraquí resisten la ofensiva de los milicianos kurdos. Durante la noche del lunes, «un grupo de 600 civiles huyeron de Baghuz y están siendo buscados», dijo un portavoz de las FDS, Mustafá Bali. La mayoría son mujeres y niños familiares de los combatientes islamistas, la mayoría extranjeros, que llegaron de Francia o Alemania, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Dos francesas del Estado Islámico permanecían ayer en una posición de las FDS después de lograr salir del reducto pagando a unos guías. Una de ellas, que se presenta bajo el nombre de Christelle y oriunda de Burdeos, no esconde su desilusión frente a los dirigentes del grupo yihadista y sobre todo su califa, Abu Bakr al Bagdadi. «Nunca vimos a ese tipo. Bueno, una vez en vídeo. En todo caso, su familia no está a punto de ser masacrada. Solo hay mujeres y niños que se hacen masacrar», lanzó. La suerte de Al Bagdadi sigue siendo un misterio. Fue dado por muerto varias veces, pero en agosto se le atribuyó un mensaje de audio.

«Los progresos son lentos y metódicos», indicó el portavoz de la coalición internacional, coronel Sean Ryan. El militar se negó a dar una posible fecha para la ofensiva. «Es demasiado temprano para revelar un calendario», aseguró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Nunca vimos a Al Bagdadi», afirma una francesa huida del último bastión