Los «balseros» venezolanos sufren su primera tragedia

El naufragio, cerca de Curazao, deja 4 muertos y 20 desaparecidos

Los medios venezolanos difundieron una foto de un grupo de jóvenes antes de embaracar hacia Curazao
Los medios venezolanos difundieron una foto de un grupo de jóvenes antes de embaracar hacia Curazao

Caracas / corresponsal

La crisis económica que sufre Venezuela está empujando a muchos de sus habitantes a emigrar. El futuro mejor que buscaban un grupo de jóvenes en Curazao, una isla de la Antillas Holandesas, terminó el miércoles en tragedia tras naufragar su embarcación: cuatro cadáveres recuperados y al menos veinte desaparecidos. El Gobierno de Nicolás Maduro guarda silencio sobre el primer naufragio de «balseros venezolanos», mientras la coalición opositora le responsabiliza de esas muertes.

Los jóvenes habían partido de La Vela, en Falcón, el punto más al norte de Venezuela, para cruzar ilegalmente a Curazao, que situada a unos 50 kilómetros en el Caribe. El número de personas que viajaban en la embarcación no está claro; algunas fuentes hablan de 38, mientras el diputado opositor Luis Stefanelli, las cifra en 28. Stefanelli señaló que todos los náufragos tienen menos de 35 años y algunos de ellos son menores de edad.

Venezuela «está lanzando a miles de jóvenes al exterior, algunos por los aeropuertos, y otros por cualquier vía», denunció Ana Karina García, secretaria juvenil de Voluntad Popular, uno de los partidos de la Mesa de la Unidad.

En la playa del norte de Curazao se encontraron cuatro cadáveres, de dos hombres y dos mujeres, y una quinta persona con vida, y se evalúa si pertenecía al mismo grupo, dijo Regnal Lugin, jefe de Policía de Curazao. Añadió que llegaron a la playa tras una llamada que les indicó que una camioneta abandonaba el lugar con un grupo de balseros. Allí encontraron los cadáveres y un supuesto superviviente.

Se estima que entre 3 y 4 millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años huyendo de la crisis. Las autoridades de este territorio dependiente de Holanda han interceptado en las ultima semanas varias embarcaciones con personas que intentaban entrar ilegalmente. Una fuente de la isla que prefirió mantener su anonimato señaló que está «activa y en funcionamiento» una «industria de coyotes» que trasladan a Curazao a inmigrantes venezolanos. El tráfico ilegal ha seguido funcionando incluso luego del bloqueo por parte de la Armada venezolana. El sábado, Maduro dio la orden de cortar las comunicaciones indefinidamente con Curazao y las vecinas Aruba y Bonaire. Según estimaciones no oficiales recogidas por Efe, unos 37.000 venezolanos residen de forma irregular en las tres islas.

La versión de familiares de algunos de los desaparecidos parece confirmar la versión. Estos iban a viajar a Curazao antes de fin de año, pero tuvieron que retrasar su salida porque «no habían terminado de juntar el dinero» para pagarle a los coyotes. «La lancha se partió con una ola muy fuerte», refirió un familiar de los desaparecidos, en Falcón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los «balseros» venezolanos sufren su primera tragedia