Beppe Grillo impone a su partido el candidato electoral

Luigi di Maio no tendrá rivales a su altura en lo que muchos ya califican de farsa


roma / corresponsal

Ya antes de que se celebren las primarias dentro del Movimiento 5 Estrellas (M5E) de Beppe Grillo se sabe que su candidato a las elecciones generales de la próxima primavera será Luigi di Maio. El protegido del cómico genovés no tendrá rivales a su altura en lo que muchos ya califican como una farsa electoral dentro del M5E puesto que, al cierre del plazo para presentar candidaturas, los contrincantes son siete desconocidos que la prensa local ha calificado como «comparsas».

Ninguno de los políticos destacados dentro del Movimiento ha aceptado el reto de plantar cara: ni Alessandro di Battista ni el ortodoxo Roberto Fico, considerados hasta ahora posibles contrincantes de Di Maio se verán las caras con él. La situación es tan patética que el escritor Roberto Saviano lanzaba ayer una provocación al anunciar desde Facebook la intención de presentarse para ahorrar la «vergüenza» al movimiento.

Para intentar apaciguar el malestar causado por lo ocurrido, Grillo ha viajado a Roma para encontrarse con sus parlamentarios y con Roberto Fico, uno de los más críticos con la gestión del partido que lleva el cómico junto con Davide Casaleggio. La sociedad de este último es propietaria de la plataforma operativa Rousseau que soporta el sito del movimiento así como sus actividades, un papel, el de Casaleggio, que el Financial Times ha calificado recientemente como «cubierto del secreto».

La escalada del joven Di Maio ha sido meteórica. A sus 31 años aspira al Gobierno de Italia con un currículo que sonroja por su flagrante escasez. Crecido en Pomigliano d’Arco, localidad perteneciente al área metropolitana de Nápoles, al acabar el bachillerato se matriculó en la Universidad, primero en Ingeniería y más tarde en Derecho pero sin llegar a terminar sus estudios. De familia militante en el fascista Movimiento Social Italiano (MSI), Di Maio se inscribió en el M5E en 2007. En el 2010 intentó ser concejal pero solo consiguió 59 votos. Tuvo más suerte en las elecciones generales de 2013 en las que resultó elegido diputado. Actualmente ocupa el cargo de vicepresidente de la Cámara de diputados.

Di Maio ha sido acusado de mantener ideas cercanas a la derecha, sobre todo en materias como la inmigración y los derechos sociales, lo que ha provocado numerosas críticas de sectores del propio partido. Uno de sus errores más conocidos es haber asociado al dictador chileno Augusto Pinochet con Venezuela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Beppe Grillo impone a su partido el candidato electoral